Los cambios drásticos que hubo en Strangers Things