John Krasinski interpretó a los monstruos en A Quiet Place