Roman Polanski

Carnage, el regreso de Polanski a las pantallas

Tras de que sus hijos se vieran envueltos en un pleito callejero, dos parejas deciden reunirse en una cena para arreglar

Repulsión. El camino hacia la locura.

Repulsión. Repulsion. UK (1965)

  • Dir. Roman Polanski
  • Reparto: Catherine Deneueve, Ian Hednry, John Fraser, Patrick Wymark

Calificación 5/5

Una de las cosas que resultan más fascinantes dentro del género del horror es su variedad. Los miedos y temores humanos comprenden una amplia gama de situaciones, lo que posibilita abordar muchos temas, y presentar a veces lo mismo, pero cada vez desde una perspectiva diferente.

Uno de esos temores, compartido por una amplia mayoría de personas, es el miedo a la locura, el temor a perder la razón y quedarse por siempre en el limbo de las obsesiones. Y la verdad es que pocas veces vemos en el cine una visión intimista del proceso, la mayoría de los relatos sobre enfermedades neurólogicas y mentales se abocan a la reacción exterior, el drama familiar y social que supone convivir con una persona con esas caraterísticas.

El escritor fantasma. Secretos de muerte en tonos grises nostálgicos

El escritor fantasma. The ghost writer. (Francia, Alemania, Inglaterra) 2010

  • Dir. Roman Polanski
  • Reparto: Ewan McGregor, Pierce Brosnan, Kim Catrall, Olivia Williams

Calificación 5/5 estrellas

El escritor fantasma es uno de esos raros acontecimientos que merecen ser consignados por lo que generan dentro y fuera de la pantalla. A mi juicio el fenómeno conematográfico del año, si tomamos en cuenta que marca el regreso de un grande como Roman Polanski, cuya leyenda negra lo alcanza de manera definitiva este 2010, sacando a la luz un antiguo y añejo caso de abuso sexual, que no está excento de  intrigas, hipocresía y doble moral, mismo que  ha perseguido al director desde hace más de 20 años.

El escritor fantasma genera expectativa mundial al saberse que la fase de postproducción es terminada mientras el director está en la cárcel. Es verdad que los premios que gana, podrían interpretarse como una manera de cortesía por parte los grandes festivales europeos hacia Polanski, ya que es durante el Zurich Film Festival en Suiza que fue detenido con la intención de extraditarlo a Estados Unidos.

Pero todas esas conjeturas pasan a segundo término cuando uno tiene oportunidad de ver la película. Polanski merecía la atención mundial y los reflectores, no por verse nuevamente inmiscuido en un caso tan escabroso, sino por confirmar que es un artista en toda la extensión de la palabra, una leyenda viva del cine contemporáneo y una de las mejores muestras del llamado "cine de autor", que a veces parece tan lejano de la oferta que nos presenta la cartelera.

The Ghost Writer (El Escritor Fantasma) - Un brillante triller

The Ghost Writer

Poca publicidad en México para la más reciente cinta del respetado Roman Polanski, quién luego de una obra menor (Oliver Twist), regresa al género que más domina: El Triller
Esta cinta, fue estrenada en USA desde febrero de este año, en España desde marzo, y mayo en Argentina, pero apenas la hemos visto en la cartelera de México desde el pasado 10 de septiembre

Polanski rompe el silencio:No puedo callarme más....

[picapp align="center" wrap="false" link="term=Roman+Polanski&iid=2489337" src="c/b/c/3/6c.jpg?adImageId=12736714&imageId=2489337" width="500" height="332" /]

El director Roman Polanski decide romper el silencio y expresar lo que considera una injusticia y un alegato basado en una mentira. El director se dice harto de casi 30 años de ser juzgado por una delito del cual ya se había declarado culpable y cumplido la pena que le correspondía- de acuerdo a su dicho. Como saben el director fue recientemente apresado en Suiza y espera la resolución que lo extraditaría a Estados Unidos, para rendir cuentas por un caso de abuso sexual a una menor ocurrido hace 30 años.

Aquí la transcripción de la carta, con la versión de Roman Polanski:

Tomado de escribiendo cine

La prisión no le impide a Roman Polanski ganar en la 60 edición de la Berlinale

[picapp align="center" wrap="false" link="term=berlinale&iid=8028573" src="1/4/6/4/60th_Berlin_Film_15ef.jpg?adImageId=10607725&imageId=8028573" width="500" height="342" /]

A pesar de encontrarse en prisión domiciliaria en Suiza, Roman Polanski tuvo un motivo para estar feliz. El jurado del Festival de Cine de Berlín encabezado por Werner Herzog le otorgó el premio al mejor director por "The Ghost Writer". 

Polanski no envió ningún mensaje, aunque los productores de la cinta aprovecharon la ocasión para hablar a su nombre.

El productor Alain Sarde comentó que seguramente Polanski estaba muy feliz por la noticia, aunque de haber estado libre tal vez no hubiera puesto un pie en el festival, porque la última vez que lo hizo, terminó en la cárcel. El comentario provocó la risa del público presente. Y es que como es de todos conocido, el cineasta polaco fue detenido por la policía suiza luego de ir al Festival de Zurich.

Además del muy aplaudido reconocimiento a Polanski, la película "Bal" (Miel2), de Semih Kaplanoglu (Turquía), se llevó el Oso de Oro al mejor filme. El Gran Premio del Jurado y el premio Alfred Bauer recayeron en la excelente película rumana "Si quiero silbar, silbo", de Florin Serban.

El fantasma de Roman Polanski se aparece en la Berlinale

[picapp align="center" wrap="false" link="term=the+ghost+writer&iid=7918369" src="1/2/d/1/THE_GHOST_WRITER_4ea0.jpg?adImageId=10298750&imageId=7918369" width="500" height="325" /]

Una cálida recepción  por parte de la crítica demás de un cariñoso y sincero homenaje por parte de los que trabajaron en la cinta fue lo que se vivió durante la presentación de "The Ghost Writer", la última película de Roman Polanski, quien se encuentra en arresto domiciliario en Suiza a la espera de resolverse su petición de extradición por parte de Estados Unidos, acusado hace 30 años por el delito de violación.

Roman Polanksi  se hizo presente en las constantes referencias del equipo de la película y en las preguntas de los periodistas.

Esta adaptación de una novela de Robert Harris sobre un ex primer ministro británico (interpretado con convicción por Brosnan) y el joven escritor (McGregor) contratado para ejercer como el escritor de sus memorias, brindó brillantes momentos de suspenso y crítica política.