Santanón

Caperucita Roja, el gran placer culpable del cine mexicano

Es casi un cliché el decir que, en casi todas las películas, el villano es el que suele robarse la cinta,