Gretel & Hansel, el regreso a los básicos