violencia

Tres grandes películas violentas de 2016

La violencia no es un género cinematográfico, aunque ciertamente sabemos distinguir entre las películas que lo son y las que no.

indiana_jones

Acción vs. aventura

Entre todos los géneros cinematográficos, existen dos que suelen confundirse bastante, más que nada por la amplitud de sus términos, que

Bastardos sin Gloria. El grado cero de las fantasías cumplidas

Bastardos sin gloria
Bastardos sin gloria

Bastardos sin gloria. Inglorious Basterds. USA 2009

  • Dir. Quentin Tarantino
  • Reparto: Brad Pitt, Melanie Laurent, Christoph Waltz, Eli Roth, Diane  Kruger, Daniel Bruhl, Til Schweiger.

Calificación 4.5 estrellas

Pues, sí. Tarantino lo hace de nuevo. El maestro del humor un grado más negro, el del violento gore que superpone textos, imágenes y géneros. El que es capaz de intercalar historias, sueños, recuerdos con tanta agilidad que nunca te pierdes en la narración. El que construye capítulos como si fuera serie o telenovela, además de película.  El amo de la ubicuidad cinematográfica - si es que tal cosa existe- que te permite estar en todo sin comprender la partes, pero confiado de que al final todo tendrá sentido. Un don que hace algunos siglos se consideraba diabólico, por cierto.  Ese Tarantino está de vuelta y logra que se le rinda culto y pleitesía por sus miles de fans una vez más.

Tarantino ha comprendido que su nicho está en poder generar sorpresa a través de violentas sacudidas al espectador. Y hoy por hoy, decide que además puede contar una historia ficticia ambientada en uno de los episodios mas violentos de la historia de la  humanidad.  No es clase de historia - antes de que los académicos afilen navajas: nada sucedió y todo es ficticio- es cátedra de como un director popular se convierte en el gurú de su propio culto.

La inverosímil historia se ambienta en los primeros años de ocupación nazi en Francia, Shosanna Dreyfus es testigo del asesinato de su familia judía en manos del Coronel Hans Landa (que para más datos, le apodan el Caza judíos). Shosanna logra escapar y volar a París, donde crea una nueva identidad como operadora y propietaria de un cine. Mientras tanto en Europa, el teniente Aldo Raine (Pitt)  reúne un grupo de soldados judíos-norteamericanos para ejecutar violentos  actos de venganza. Conocidos por su enemigo como "los Bastardos" el escuadrón del teniente Raine se une a la actriz y agente secreta Bridget von Hammersmark en una misión que fulminará a los líderes del Tercer Reich. El destino se precipita bajo una marquesina donde Shosanna está lista para cobrar venganza por su cuenta.