Teatro y cine, separados y similares

| |

400
Ernest Lehman

A pesar de estar realmente hermanados, en realidad el cine y el teatro no tiene una relación tan estrecha como muchos imaginarían. De hecho, las similitudes son tales, que muchas personas juraban que la cinematografía mataría al teatro, y si bien realmente le ha robado algunos espectadores, lo cierto es que los dos han podido sobrevivir en sus respectivos nichos, aunque no han sido tan cercanos como pensaríamos.
De entrada, tanto tras de bambalinas como tras las cámaras, los dos métodos son idénticos: todos los actores utilizan los mismos ejercicios y técnicas para entrar en personaje, y las escuelas de teatro se aplican para prepararse para una cinta. No es casualidad que grandes luminarias ocmo Sir Alec Guiness o Sir Lawrence Olivier hayan iniciado su carrera en las tablas. Pero por otro lado, si bien hay una gran cantidad de obras adaptadas al cine, no son quizá tantas como uno esperaría. quien lleva la clara ventaja es Shakespeare, que ha visto sus obras adaptadas de <a href="http://cine3.com//2013/01/23/much-ado-about-nothing-shakespeare-en-la-epoca-del-internet/

">una y mil formas a este medio. Después, siguen los musicales de Broadway, donde títulos ocmo Evita, Chicago o West Side Story se han convertido en clásicos. Como detalle curioso, hemos de decir que el libro Los Miserables nunca se han adaptado directamente a la pantalla, sino que siempre se ha hecho a partir de la obra.
Existen otras puestas en Escena como La Dama de Negro, por mencionar un ejemplo más, pero lo que es un hecho es que, si algún director busca un nicho para paliar esta crisis creativa que ahora envuelve a Hollywood, los escenarios son una gran opción.