Paramount Pictures estrenó en cines el pasado 1 de noviembre, Terminator: Dark Fate, el anticipado nuevo capítulo de la saga de James Cameron que actúa como secuela directa a Terminator 2: Judgment Day. Pero ni la vuelta a la franquicia de Cameron, como productor; ni el de Linda Hamilton como la icónica heroína Sarah Connor; ni Arnold Schwarzenegger, pudieron emocionar a la audiencia para acudir a cines a ver Dark Fate. Al menos en suelo doméstico (EUA) la taquilla no está a su favor.

Desmenuzamos los números.

Luego de T2, se lanzaron tres secuelas que no hicieron justicia ni por si acaso a las películas de Cameron. La nueva producción de Paramount, Skydance y Fox, tenía la esperanza de corregir los errores de sus tres antecesoras siendo una secuela directa a Judgment Day.

Terminator: Dark Fate debuta en número uno con una taquilla desastrosa
Terminator: Dark Fate debuta en número uno con taquilla desastrosa

En Estados Unidos, Dark Fate llegó a 4,086 salas de cine y recopiló $29 millones de dólares. Y aunque eso le bastó para posicionarse en lo más alto del podio, sus números son desastrosos. Especialmente para una producción que contó con presupuesto estimado de $185 mdd, sin contar gastos de marketing. A esto sumamos su box office internacional de $94.6 millones de dólares, incluyendo $28 mdd de China, uno de los mercados internacionales más importantes. Su debut entonces acumula un total global de $123.6 mdd.

No creemos que a Disney, que adquirió Fox y se encarga de la distribución fuera de EUA, esté contento con las cifras. Algunos expertos sugieren que Skydance, Paramount y Disney/Fox, podrían estar enfrentando pérdidas de más de $120 mdd. Esta es la segunda producción al hilo de Paramount y Skydance, en quedar por debajo de las estimaciones. La anterior, la protagonizada por Will Smith, Gemini Man de Ang Lee.

La crítica ha calificado positivamente a Dark Fate. Actualmente mantiene un 70% en Rotten Tomatoes, con 230 críticas contabilizadas. La audiencia le califica con 85% de aprobación. La mayoría de los seguidores de la franquicia de Cameron se muestran contentos con la película. Pero tal vez ese sea el punto. Es una película para fans de Terminator, y no para una audiencia general.

Terminator: Dark Fate debuta en número uno con taquilla desastrosa

Cameron entregó las riendas como director a Tim Miller (Deadpool). Cameron trabajó como coguionista y productor de Dark Fate. En entrevista sostenida previo al estreno, el cineasta declaró tener planes de una nueva trilogía Terminator si la taquilla resultaba a su favor: “Cuando tuvimos algo, lo abordamos como si fueran tres arcos argumentales. Así que hay una historia más grande por contar. Si somos lo suficientemente afortunados de hacer algo de dinero con Dark Fate, sabemos exactamente a dónde podemos ir con los filmes subsiguientes.

La trama de Dark Fate sigue la vida de Sarah Connor casi 30 años más tarde a los acontecimientos de su antecesora, tiempo en el que se ha dedicado a aprender y cazar Terminators. Esto hasta que se cruza con un propósito mayor: salvar a Dani Ramos del mismo destino que alguna vez amenazó con acabar con su propia vida.

La cinta marca la vuelta de Cameron a la saga por primera vez desde T2. Al igual que el de Hamilton y Edward Furlong, quienes retoman por primera vez en 28 años, sus roles como Sarah Connor y John Connor, respectivamente.

Terminator: Destino Oculto en cines desde el 1 de noviembre de 2019.

Terminator: Dark Fate debuta en número uno con taquilla desastrosa
Advertisements
Anuncios

Tagged: