Escena de The Conjuring

Existen algunos clichés que, dependiendo de como se usen, pueden pasar de la más divertida comedia hasta las formas más terroríficas. James Wan retoma uno de éstos, el de los espíritus que habitan una casa familiar, buscando darle un cariz diferente de los dos extremos. Si bien se trata de una historia de terror, no se inclina demasiado al terror visceral, sino que juega con la tensión y el suspenso, creando una atmósfera muy impactante. Si bien no se le ha dado la promoción que se merece, no podemos dejar pasar esta cinta, por lo que habrá que estar atentos, pues posiblemente no dure mucho en cartelera.

Advertisements
Anuncios
Tagged: