Por  @carolinnatas

 

Durante los años 50, la exitosa modista Myrtle ‘Tilly’ Dunnage (Kate Winslet), regresa a su pequeño pueblo natal en Australia por primera vez después de haberse ido de pequeña. Con vestuario glamuroso y talento para el diseño, Tilly ciertamente llama la atención. Asimismo, deberá enfrentar un episodio traumático de su pasado y vengarse de aquellos que le hicieron mal.

Basado en el best-seller australiano de Rosalie Ham, el filme ‘The Dressmaker’ de la directora Jocelyn Moorhouse, ofrece varios aspectos de narrativa, desafiando una fácil clasificación al combinar drama con comedia y misterio.

Kate Winslet en la cinta, 'The Dressmaker'. (2015).
Kate Winslet en la cinta, ‘The Dressmaker’. (2015).

La línea central de la cinta, se enfoca en el regreso de Tilly a Australia, y las razones de haberse ido hace tantos años. Este aspecto de la historia, le concede al filme un aspecto de intriga. Los detalles exactos de lo sucedido cuando pequeña, no son revelados de inicio. Aun así, el misterio del incidente no es el punto crucial de ‘The Dressmaker’, ya que hay tiempo y espacio para que acción significativa tenga lugar después de descubrir la verdad.

Otras facetas del relato, se concentran en la relación de la protagonista con su madre, Molly (Judy Davis), un interés amoroso, Teddy McSwiney (Liam Hemsworth), y una sed de venganza. Algunos de estos hilos funcionan mejor que los otros; tal es el caso de la relación madre-hija, que está bien escrita y bien cultivada, desarrollándose a buen ritmo, dando la impresión que alcanza una conclusión satisfactoria. La historia de amor es menos convincente, y dados los otros acontecimientos que ocurren en el filme, bien podría haber sido sustituida por algo platónico.

Kate Winslet y Liam Hemsworth en 'The Dressmaker' (2015).
Kate Winslet y Liam Hemsworth en ‘The Dressmaker’ (2015).

Siendo la magnífica y feroz actriz que es, Kate Winslet ofrece un competente desempeño como siempre. El espectador se sentirá invertido en su Myrtle desde el momento en que hace su entrada en la pantalla, y nunca por un momento va a dejar de inclinarse a su favor. Judy Davis es una ladrona de escenas, que comparte una química fantástica con Winslet. El policía del pueblo interpretado por Hugo Weaving, divierte en cada intervención, y aunque el romance entre los personajes de Kate y Liam Hemsworth es entrañable y encantador, se le da poca profundidad al papel de él.

La audiencia es llevada a través de un viaje emotivo, mientras que sus ojos se deleitan con una hermosa fotografía de Donald McAlpine, un llamativo y magnífico vestuario magnifico y una partitura musical pegadiza.

Kate Winslet y Judy Davis en 'The Dressmaker' (2015).
Kate Winslet y Judy Davis en ‘The Dressmaker’ (2015).

Igualmente capaz tanto en escenas dramáticas como cómicas, Moorhouse da prueba de su versatilidad como directora, con un modo afable que lleva a navegar de aguas misteriosas a divertidas en las que no hay nota fuera de tono. El repentino cambio de dirección entre risas y lágrimas, la rareza de personajes, situaciones y el humor, hacen de ‘The Dressmaker’, un inusual filme, que hace pasar un momento sumamente agradable en cine o en casa.

 

 

FICHA TÉCNICA

Título: The Dressmaker
Dirección: Jocelyn Moorhouse
Guion: Rosalie Ham (libro), P.J. Hogan, Jocelyn Moorhouse (guion)
Reparto: Kate Winslet, Liam Hemsworth, Hugo Weaving, Judy Davis, Sarah Snook, Caroline Goodall
Género: Drama
Duración: 118 minutos
Año: 2015
País: Australia
Fotografía: Donald McAlpine
Música: David Hirschfelder
Distribuidora:
Fecha de estreno: Disponible en descarga digital, Blu-ray, Dvd

Advertisements
Anuncios

Tagged: