Si revisàramos todas las variaciones que hemos presentado del Hombre Invisible, la lista sería realmente larga. Un sólo concepto ha dado héroes, antihéroes, villanos, comedias y un sin fin de opciones. Pero, en este año, se nos muestra que aún no se ha visto todo.

Dirigida por Leigh Whannell, tiene quizá la desventaja de que el simple título ya muestra demasiado de lo que, de otra forma, hubiera sido una parte medular de la trama. Una mujer descubre, que, tras su suicidio, su ex-pareja le ha dejado toda su fortuna. Sin embargo, una serie de aparentes casualidades le hace pensar que hay quizá hubo algo más tras de su aparente muerte.
De entrada, la cinta deja atrás la usual aproximación del personaje como ciencia ficción, pasando directamente al horror. Si bien el trailer es muy cuidadoso de no dejar ver demasiado, nos muestra lo suficiente como ser atractiva. Por otro lado, el protagónico cae en Elisabeth Moss, convirtiendo al personaje que nombra la historia como un antagonista y elemento de tensiòn, lo que lo hace màs interesante.

Esta cinta estará en salas para este mes de marzo, y es conveniente estar al tanto, pues seguramente valdrá la pena el dedicarle un tiempo.

Advertisements
Anuncios
Tagged: