La alta demanda de las secuelas, revivals y reboots, ha impactado no solamente a la industria cinematográfica, sino también, a la pantalla chica. Con producciones recientes como el regreso de Twin Peaks, que se había despedido de su audiencia hace más de 25 años, la cadena de televisión Showtime, vuelve a apostarle a la estrategia, pues se reporta que está en marcha la secuela del revolucionario y popular drama The L Word.

 

EL REGRESO DEL ELENCO ORIGINAL

Tras ocho años de haber concluido una racha de seis temporadas al aire (2004-2009), Showtime desea que el programa pionero vuelva con nuevas historias por contar. Para ello, se contará con la ayuda de la creadora de la serie original, Ilene Chaiken, aunque esta vez, se teme que su participación no será como showrunner, pues mantiene ese compromiso con el hit musical de Fox, Empire. Su rol sería entonces como productora ejecutiva, junto a nada más y nada menos que tres de las protagonistas originales: Jennifer Beals, Katherine Moennig y Leisha Hailey.

Además de desempeñarse como productoras, las actrices retomarían sus roles como Bette, Shane y Alice respectivamente, e incursionarían en la serie para ayudar a la audiencia a “conectar con un reparto nuevo de mujeres, con una trama que seguiría sus vidas, amores y problemas” de acuerdo con información de THR. El mismo sitio asegura que, de seguir adelante con los planes, se espera el regreso de otros miembros del elenco original, como Sarah Shahi (Carmen), Pam Grier (Kit), Laurel Holloman (Tina), e incluso Erin Daniels (Dana) y Mia Kirshner (Jenny), podrían visitar del más allá, por medio de flashbacks. O ¿por qué no? Encontrar un mejor destino para ambos personajes si la narrativa lo permite. A la drástica decisión de matar a la deportista, Chaiken la cataloga como su más grande arrepentimiento.

Con Chaiken de lleno en Empire, Showtime se encuentra en busca de una nueva guionista que pueda tomar las riendas de la secuela. La cadena tiene el fuerte propósito de encontrar a alguien que tenga lazos con la comunidad lésbica, que pueda proporcionar puntos de vista que les lleven a retratar de manera realista la evolución –y la falta de la misma– que han tenido sus vidas, relaciones y experiencias, desde que el drama fue estrenado en el año 2004.

 

 

IMPACTO EN LA CULTURA POP

 

The L Word seguía las vidas de un grupo de mujeres gay y sus amigas. Desde su inicio, la serie fue alabada por la audiencia y la crítica, por dar una voz en pantalla a estos personajes. Los GLAAD Media Awards la nominaron como Mejor Serie Dramática en cinco ocasiones seguidas, alzándose con el galardón dos veces.

La presidenta de GLAAD, Sarah Kate Ellis, se pronunció este día respecto a la noticia de una posible vuelta del show:

“El último par de años, hemos tenido una cantidad de personajes gays y homosexuales en televisión, asesinados de manera y cantidad impresionante. Es refrescante y emocionante saber que una [serie] ganadora de GLAAD Media-Award como The L Word, volverá a la televisión, donde podrá contar historias hermosas, entretenidas y con matices, de una enorme comunidad sin representación.”

En 2008, Showtime desarrolló un spin-off basado en el personaje de Alice (Hailey), titulado The Farm, pero el proyecto no fue finalizado. Dos años más tarde, en la misma casa probaron suerte con el reality The Real L Word, que documentaba la vida de un grupo de mujeres lesbianas viviendo en Los Ángeles, California. La serie se mantuvo por tres temporadas al aire.

 

¿CÓMO NACEN LOS PLANES DE LA SECUELA?

Tras una reunión el pasado mes de junio, que el medio EW realizó entre las actrices del elenco original y Chaiken, Beals expresó cómo se dieron los planes para la secuela en una nueva entrevista:

“Hace años, Kate, Leisha y yo, nos acercamos a Ilene porque estábamos sorprendidas que no existiera [un show] que hubiera tomado su lugar. Está este resurgimiento de cierta forma, con la igualdad de matrimonio. Es otro terreno y pensamos que podrían contarse las historias de una manera distinta, y hay una generación nueva que ve la sexualidad de una forma diferente. Y entonces, vinieron las elecciones [presidenciales]. Le envié un mensaje de texto a Ilene y le dije ‘Tenemos que hacer algo.’ Me respondió, ‘Reunámonos y discutámoslo.’ Me encantaría ver al show continuar escarbando sus temáticas originales de amistad y amor y comunidad y además, me gustaría ir un poco más lejos y retar la heteronormalidad.”

Mientras continúa la búsqueda por el nuevo showrunner, la actriz aseguró que el papel como productora acarreará más responsabilidades que le emocionan:

“Me encanta desarrollar [proyectos]. Disfruto mucho el proceso. Me encanta escuchar los diferentes puntos de vista que las personas tienen, aún en esta etapa tan temprana del proceso.”

 

 

¿REBOOT O SECUELA?

“Tengo que encontrar una palabra diferente a reboot. Para otros shows, entiendo que se trataría de un reboot. Pero esto es algo como, ‘Tenemos que volver a ello porque nos necesitan.’ Es algo necesario, lo que es un llamado distinto.” Sentenció la actriz y productora.

 

¿Te gusta la idea de una secuela para The L Word? ¿Crees que su aporte en pantalla chica sería interesante? ¡Déjanos saber tus comentarios!

Tagged: