Tipos de antagonistas

| |

El cine, como todo género narrativo, debe de tener un conflicto, lo que necesariamente implica un protagonista, que busca lograr un objetivo, y un antagonista, que busca impedirlo. Sin embargo, esta dinámica es mucho más compleja de lo que usualmente imaginamos, por lo que hoy echaremos un ojo a los tipos básicos de antagonistas, y como interactúan en las diversas situaciones.

  • Némesis: Es aquel que tiene una razón específica para enfrentar al protagonista, y que desea verlo fuera de la situación, y causarle daño. Esta situación tiene niveles, y el "daño" no siempre es algo físico. Es tan némesis la chica popular que le hace la vida imposible a la nueva de la escuela, como el genio criminal que busca destruir al héroe.
  • Enemigo: Es aquel que identifica al antagonista como su principal elemento que le impide lograr su objetivo. Puede llegar a dañarlo, pero buscará evitarlo hasta donde sea posible. En este caso, el protagonista será un elemento activo.
  • Competidor: No existe realmente una relación negativa entre antagonista y protagonista, pero los dos buscan lograr algo que el otro quiere. Historias deportivas, concursos y competencias son las que más ejemplifican esta situación.
  • Bienhechor: Este antagonista busca lo mejor para el protagonista, ya sea por una visión equivocada de lo que le conviene, o porque éste está tomando un camino errado.
  • Antagonista objetivo: Es aquel que es al mismo tiempo el antagonista, y el objetivo a cumplir. En estos casos está la chica a conquistar, el artista frustrado al que hay que hacer que vuelva a creer, o el chico tímido al que hay que enseñar a socializar caen en este caso.
  • Auto-antagonista: Aquí vemos el viejo cliché de "luchar contra tus demonios. Usualmente se trata de vicios o debilidades del mismo protagonista, o retos personales, los que se deben de derrotar.
  • Antagonista irracional: Tu antagonista puede ser un monstruo que sólo quiere que se lo dejen en paz, una pieza que debes cazar, o incluso objetos inanimados. En 172 Horas, por ejemplo, el antagonista es la misma roca.

¿Qué otros ejemplos recuerdas?