Todo puede ser terrorífico

| |

 

Si en algo se ha especializado el género de terror, es en convertir las cosas más inocentes y adorables en elementos terroríficos. Si bien en algunos casos los resultados se han convertido en humor involuntario, en otros han logrado realmente provocar escalofríos en los espectadores. En esta ocasión, les presentamos diez momentos en el cine que han convertido en terribles objetos y seres que, usualmente, nunca pensaríamos como tales.

  • Bebés: Si bien ejemplos hay muchos, uno de los que más terror puede causar lo vimos en Trainspotting, que si bien era sólo una alucinación, no por eso dejaba de ser sobrecogedor.
  • Botargas: Cualquiera que haya visto el clásico Donnie Darko, podrá recordar lo terriblemente perturbador que era la presencia de Frank el Conejo. Eso sin contar la espeluznante escena de El Resplandor.
  • Conejos: Aunque el conejo asesino de Monty Python and the Holy Grial es notable, no podemos olvidarnos de La Noche de los Lepus, en donde un grupo de conejos alterados destruye una comunidad.
  • Mariposas: Difícil pensar que estos seres puedan ser amenazadores, pero cuando nos encontramos por primera vez com Mothra, seguramente comenzamos a pensar de manera muy diferente. Curiosamente, aunque es supuestamente una polilla, sus colores lo relacionan más con una mariposa
  • Payasos: Si bien para muchas personas son realmente motivo de terror, muy pocos llegan al nivel amenazador que pudimos ver en Eso, en donde Pennywise realmente nos provoca serios escalofríos.
  • Galletas: Difícil imaginarse como una de estas golosinas puede ocasionarnos algún temor, pero basta ver la cinta Gingerdead Man para pensarlo dos veces, aunque tiene muchos elementos de humor involuntario.
  • Juguetes: Otro de los elementos que difícilmente imaginaría uno que podrían causarnos miedo, aunque con sólo recordar la saga de Chucky, o Puppet Master, nos obligará a pensar muy seriamente en ello.
  • Flores: El pensar en estos seres siempre causa imágenes románticas, pero los que llegaron a ver La Noche de los Trífidos seguramente tendrán una manera de pensar muy diferente tras de conocer a estos seres.
  • Santa Claus: Este personaje siempre se ve como una imagen cálida y enternecedora, pero quienes recuerdan el clásico de culto Silent Night, Deadly Night, posiblemente lo pensarán dos veces.
  • Gatos: Es prácticamente la moda en Internet cuando pensamos en algo lindo y enternecedor. Pero su relación con lo maligno es innegable, como pudimos ver en la producción La Noche de los Mil Gatos.

¿Cuáles más recuerdan?