«Duro de matar» es una de las películas, que dio comienzo a una franquicia, más reconocibles de la carrera de Bruce Willis, uno de los héroes de acción más grandes de la historia del cine. Durante treinta años, algunos aficionados han hablado sobre un agujero de guion que hay en la primera de las producciones.

Cuando el protagonista va a encontrarse, en medio de la barbarie, con el villano principal, este decide camuflarse entre los rehenes para pasar desapercibido. Sin embargo, el héroe sabe perfectamente quién es, aunque en ningún momento se explica cómo lo sabe. El guionista Steven E. de Souza lo ha explicado.

«Originalmente había una escena en la que se bajaban todos del camión y el villano decía ‘sincronicemos nuestros relojes’. Todos levantaban el brazo hacia la cámara y todos tenían el mismo reloj.

«Si te fijas, al primer tipo que el protagonista mata, casi por accidente bajando los escalones, lleva el reloj cuando le registra. A uno le quita los cigarrillos, lo cual es divertido, y luego mira el reloj, como pensando si llevárselo».

«Mientras mata a cada hombre nota que todos tienen el mismo reloj. Cuando habla con el policía fuera del edificio le dice: ‘Creo que estos tipos son profesionales. Sus identificaciones son demasiado buenas. No tienen etiquetas en la ropa y todos llevan el mismo reloj’. Sin embargo la escena de ‘Sincronicemos nuestros relojes’ fue cortada por un problema de continuidad en el raccord, algo que habría sido aún más cantoso.

«Cuando el héroe le ofrece un cigarro al villano, ve claramente el reloj. Y tú puedes ver sin problema cómo sus ojos miran hacia el reloj. Así es como descubre que es un terrorista».

Aún así, sigue siendo una buena película que siempre apetece disfrutar. Para quienes no lo hayan hecho, a continuación les dejamos la sinopsis y adelantó en vídeo.

Holly Gennero es una ejecutiva que trabaja en Los Ángeles para Nakatomi Corporation, una importante multinacional japonesa. Coincidiendo que son las fiestas navideñas, el señor Takagi, dueño de la empresa, decide dar una fiesta para los empleados en su prestigioso rascacielos Nakatomi Plaza.

Holly recibe la visita de su marido John, un policía de Nueva York al que hace meses no ve por motivos de trabajo. Cuando llega la noche ambos acuden a la fabulosa fiesta. La velada transcurre con normalidad hasta que de pronto un grupo de doce hombres toma el edificio con el objetivo de robar 600 millones de dólares. Durante la maniobra retienen a los asistentes de la fiesta entre los que se encuentra la propia Holly.

Justamente en el momento del ataque, John se encontraba hablando por teléfono en otra sala por lo que consigue escapar y comenzar su propia operación policial. Deberá frenar a los delincuentes si quiere mantener con vida a los rehenes antes de que llegue el FBI.

Actualmente está en producción la sexta película de la franquicia. El director Len Wiseman ha adelantado en octubre los primeros detalles. Según él, habrá un montaje paralelo en el que el actor protagonista de la franquicia interpretará al personaje protagonista de todas las películas, mientras que un actor más joven, todavía no confirmado, interpretará al personaje en los años 70.

No hay muchos detalles, pero todo parece indicar que la sinopsis será la siguiente.

Durante el 30 aniversario de la salvación de los rehenes de la empresa Nagatomi a manos del incombustible John McClane, tanto éste como Zeus Carver, compañero accidental de McClane reciben una curiosa invitación.

Serán los invitados de honor de la gala que reunirá a personalidades importantes de la ciudad y del mundo empresarial de Tokyo. Carver insistirá a McClane a acudir a esta gala, muy a regañadientes tomará la decisión de acudir.

Nada más aterrizar comenzará a observar cosas que le harán sospechar de que se trate de una trampa. McClane es perro viejo, y por tanto siempre jugará con seis sentidos.

Advertisements
Anuncios

Tagged: