Tres películas para amar a Anya Taylor-Joy

| |

Anya Taylor-Joy está considerada como una de las actrices jóvenes más prometedoras del mundo. Aunque únicamente lleva trabajando de forma profesional desde el año 2014, la verdad es que sigue demostrando que tiene un gran talento. No sólo eso, sino que a sus 21 años también demuestra una gran personalidad en las entrevistas.

Todo parece indicar que estamos ante una futura estrella cinematográfica, por lo que antes de que se convierta en una de las mejores actrices queremos hacer un repaso a su breve carrera, comentando las que pueden ser sus tres mejores películas hasta el momento, siendo una de ellas la primera producción cinematográfica que hizo.

Tres películas para amar a esta actriz.

3. Morgan

Antes de nada es importante mencionar que si hubiera cualquier otra película de nivel medio esta no hubiera entrado en el listado. Pero no por el trabajo de la actriz, sino porque no es una buena película, a pesar de que cuenta con un maravilloso reparto en la que están nombres como Kate MaraToby JonesPaul Giamatti o Jennifer Jason Leigh.

Es verdad que tanto el director como el guionista no tienen una gran experiencia, pero ciertamente es que tanto la historia como los actores y actrices están muy desaprovechados. Por todo esto, es la tercera mejor película en la que ha trabajado esta maravillosa actriz hasta el momento.

¿Quién es Morgan? Eso es lo que tendrá que averiguar una especialista en resolver problemas corporativos que, tras un misterioso accidente, es enviada a una localización secreta en la que deberá evaluar una nueva forma de vida y decidir si debe exterminarla o no. Este ser artificial podría suponer un peligro incalculable para el mundo, pues aunque aparenta ser una adolescente normal, posee facultades sobrehumanas que además evolucionan rápidamente.

2. La bruja

Esta es la primera película que hizo en su carrera en la que está acreditada después de haber formado parte de Vampire Academy en un papel sin acreditación, y haber tenido un pequeño personaje en la serie Endeavour. Al contrario que en la anterior, en esta película del género de terror ella es la protagonista principal.

La verdad es que es su primera incursión en el género, y pronto demuestra que tiene un gran talento para ello. De hecho, sus siguientes producciones también forman parte de este género. La verdad es que igualmente está acompañada de un reparto con mucha experiencia, que seguramente le ha servido para aprender mucho.

Nueva Inglaterra, año 1630. Una familia de colonos cristiana es excomulgada de su congregación en una plantación, por lo que tienen que establecerse en pleno bosque. Según las creencias populares, este bosque está controlado por un mal sobrenatural. Pronto comenzarán los fenómenos inexplicables: los animales comienzan a atacarse unos a los otros, la tierra deja de ser fértil y uno de los hijos desaparece sin dar señales de vida, mientras que otro de ellos es posible que sufra una posesión demoníaca. Ante este panorama desolador, la familia acusa a su propia hija de ser una bruja, algo que ella reprocha a los suyos, mientras defiende su inocencia. La familia está siendo puesta a prueba y las decisiones tendrán terribles consecuencias.

1. Split

Esta es la mejor película hasta el momento en la carrera de la actriz, pero no sólo eso, también es seguramente una de las mejores películas en la carrera del guionista y director M. Night Shyamalan, así como del actor James McAvoy. La verdad es que con el paso de los días sigue liderando la taquilla en Estados Unidos.

Una película que bien puede ser una de las mejores de este año 2017, y en la que la actriz está acompañada por un gran número de nombres importantes de la industria que seguramente le habrán enseñado mucho. Es una demostración más de que esta actriz tiene talento para el cine de terror.

Debido a un trauma de la infancia temprana, Kevin sufre trastorno de identidad disociativo (DID), más comúnmente conocido como trastorno de personalidad múltiple. Dentro de él conviven 23 identidades diferentes. Entre ellas, están las personalidades de Barry, un aspirante a diseñador de moda; Dennis, un obsesivo-compulsivo al que siempre han subestimado; Hedwig, un travieso niño de nueve años de edad, y Patricia, una mujer de gran autoridad que actúa de forma sospechosamente amable. El problema surge cuando algunas de las personalidades más problemáticas dentro de Kevin urden un plan con un propósito misterioso y nefasto. Es entonces cuando Dennis secuestra a tres chicas adolescentes. Y pronto las prisioneras, lideradas por Casey, se encuentran en un búnker subterráneo y su vida depende de este peculiar captor con personalidades cambiantes.