¿Es realmente necesario o beneficioso –para el producto– elaborar remakes de emblemáticos films?

Algunas mentes que laboran en grandes estudios de Hollywood piensan que sí. Por ello, se encuentran, aparente y constantemente, dando luz verde a remakes de icónicas cintas de la industria y a clásicos de culto o terror, que son increíblemente populares entre grupos de miles de personas alrededor del mundo.

Lo anterior, tal vez se origine al pensar que es “hora de hacer una nueva versión”, y debido a que está comprobada su popularidad, es fácil llegar a creer que es conveniente atrapar a un nuevo público.

Tan sólo en años recientes hemos tenido nuevas versiones de películas como Fright Night, Evil Dead y Carrie, esto sin contar que vendrá el mismo tratamiento para The Fly, Friday the 13th, A Nightmare on Elm Street y muchísimos más.

Lo que en ocasiones influye en que estas realizaciones fracasen, es que los estudios prescinden de los elementos que hicieron a su material original tan atractivo. Y esto es probablemente uno de los grandes miedos que nos inundan cuando leemos el anuncio de un clásico que tendrá su refrito.

Sin embargo, uno de los más esperados de 2017, es el basado en el best-seller de Stephen King, IT, llevado con éxito a la pantalla chica en 1990, con Tim Curry en el papel del inolvidable antagonista, el payaso Pennywise. Esta vez, con Bill Skarsgard en el rol del villano y New Line Cinema como su estudio.

La trama de It, narra como una entidad asume la forma física de los temores infantiles de niños y adultos. Esa forma es, el espeluznante mencionado Pennywise. La novela de King fue una miniserie para la televisión estadounidense, que posteriormente fue lanzada en el mercado Latinoamericano para su renta y venta en formato VHS.

Previamente recopilamos tres razones por las que el remake de IT no decepcionará, y como la moneda siempre tiene dos caras, en Cine3 hemos discutido tres razones por las que la nueva versión podría fracasar. Te invitamos a conocerlas después del salto.

Al finalizar el texto, podrás disfrutar dos videos que comparan cuadro por cuadro escenas de ambas cintas, utilizando el tráiler de la que estará por estrenarse el próximo 8 de septiembre.

¡Comenzamos!

3 FALLAR AL CAUTIVAR A UNA AUDIENCIA NUEVA

Como mencionamos en la introducción, algunas de las explicaciones más obvias por las que se busca elaborar una nueva versión, es justificando el deseo de llevarla a una audiencia nueva (llámese una película japonesa trasladando su acción a occidente), o a una generación nueva (traer a tiempo presente un filme de los años 90 hacia atrás). Y hay veces en que ni siquiera pasa una década para hacerlo (si… The Amazing Spider-Man).

En el caso de IT, son 27 años los que separarán su original de su remake –curiosamente los mismos que la leyenda cuenta que pasan para que Pennywise regrese a atormentar al pequeño pueblo ficcional de Derry– y muchas cosas han cambiado desde entonces. ¿Podrá su concepto cautivar al público tanto como para guiarlo hacia las salas de cine?

Su acción no se ambientará en el presente, sino en los años 80, tal como el producto de 1990, pues sería un tanto extraño que un payaso psicópata nos atemorice en 2017, aunque Pennywise nos pondría los pelos de punta cualquier día.

Hay algo especial sobre los años 70 y 80 y el cine de género que se presta para dar un buen susto cuando se emplea y se aprovecha de la mejor manera cada pieza (ejemplo reciente… It Follows, Stranger Things). Si se busca atraer a nuevas generaciones para acudir a verla, los responsables detrás del proyecto, y en especial su director Andy Muschietti, deben poner en marcha elementos que le sumen, y no lo contrario, porque entonces, su llegada a la pantalla grande será un fracaso. Mayor presupuesto y fanfarrias no siempre equivalen a mayor calidad.

Primer tráiler:

 

2 LAS COMPARACIONES PODRÍAN JUGARLE EN CONTRA

Al tomar un proyecto que será un remake del tamaño de un clásico como It, las comparaciones serán inevitables.

Desde el primer momento en que se da a conocer la noticia de (cualquier) nueva versión, el fiel grupo seguidor de la película original –y hasta la audiencia promedio– desde un punto de vista meramente cinéfilo, expresará su malestar, dando paso a comparaciones y análisis que podrían evitar que –a la hora de asistir a la función– prevengan a la audiencia de sumergirse en la experiencia en pantalla y de disfrutarla, lo que supondría un bajón importante en el resultado. Además de ello, las críticas negativas podrían influir para que otras personas se desanimen y no la vean.

Las comparaciones podrían jugar en contra también, si se intenta recrear escena por escena (¿recuerdas el remake de Psycho?), ya que sabemos que un buen sobresalto se logra combinando elementos como una tensa atmósfera, coreografía, ritmo y sobre todo, factor sorpresa. De igual manera, una perturbadora banda sonora ayuda a la causa. Por lo tanto, si se buscase duplicar cada truco empleado en la original, más allá de basarse en el mismo material (el libro de King), perdería uno de los componentes más importantes. Muschietti debe confeccionar sus sustos sin caer en tretas clichés. Los brincos no llegarán si ya sabemos exactamente cómo y cuándo aparecerán.

Ni qué decir de lo que más nos mantiene a la expectativa… el rol de Bill Skarsgard como el terrorífico antagonista, un papel que se hiciera mítico en manos de Curry.

Pennywise (Curry) en It (1990):

 

1 ¿ES REALMENTE NECESARIO UN REMAKE?

La esencia del icónico largometraje original está tan ligada con la época en la que se realizó, que es una posibilidad que presenciar un refrito casi tres décadas después, le reste impresión. ¿Por qué? Porque los chicos hoy en día, ya no tienen la mentalidad del grupo presentado en la cinta en particular. La inocencia se ha perdido mayormente y los problemas se resuelven de otra forma. Consecuentemente, fracasaría en conectar con su público. A menos que… como citamos en el número tres, se aproveche de la mejor manera su ambientación y se juegue con la nostalgia a favor del remake. Sobre todo con su público adulto.

Habiendo dicho esto, vale la pena destacar que existen algunas películas que únicamente funcionan en la era en la que fueron creadas y lanzadas. IT se sostiene como el clásico que es, gracias a que sigue causando el mismo impacto para quienes la ven por primera vez, como para aquellos que conocen cada escena, cada secuencia y el parlamento. Hay otras que no soportan el paso del tiempo desde un punto de vista meramente estético, y por ello, son sometidas a una renovación. Hay incluso ocasiones en las que el filme luce “viejo” pero intocable, de modo que la única manera de elaborar una nueva versión, es abordarlo de una forma distinta a su material original, que es lo que creemos que Muschietti y compañía harán. Y entonces, están aquellas que no se ven bien y podrían beneficiarse de un refrito. Hollywood, te invitamos a enfocarte en ellas.

Para finalizar, y mientras llega el ansiado estreno de la nueva ficción el próximo 8 de septiembre, te compartimos dos videos que muestran la comparativa entre la original y el material visual del tráiler del remake.

¿Cuáles son tus expectativas con el filme? Haznos saber en los comentarios.

 

 

Advertisements
Anuncios

Tagged: