El escándalo Harvey Weinstein continúa con las confesiones de la actriz Uma Thurman. La actriz de películas como ‘Pulp Fiction’ o ‘Kill Bill’, de Miramax, compañía antes propiedad del productor, ha decidido que ha llegado el momento de hablar sobre el acoso y abuso que sufrió por parte de este.

«Le conocía muy bien antes de que me atacase. Él solía pasar horas hablándome sobre distintos materiales y haciendo cumplidos sobre mi mente y validándome. Posiblemente eso me hizo pasar por alto las señales de advertencia. No me sentí amenazada. Pensé que estaba siendo idiosincrásico, como si fuese tu excéntrico y maleducado tío.

[Me dijo que le siguiera por] los vestíbulos para que pudiésemos seguir hablando. Así que le seguí a través de una puerta y era una sauna. Estaba ahí de pie con mi ropa de cuero -botas, pantalones y chaqueta-. Hacía mucho calor y me dijo: ‘Esto es ridículo. ¿Qué estás haciendo?’. Él estaba tan nervioso y enfadado que saltó y salió corriendo».

La actriz relató más encuentros después de ese, hasta el punto de que decidió perder totalmente el contacto con él, aunque no sin antes avisarle de lo que podría pasar si hacía lo mismo con otras mujeres.

«Si le haces a otras personas lo que me hiciste a mí perderás tu carrera, tu reputación y tu familia. Te lo prometo«.

La pérdida de contacto llevó a que surgieran problemas mientras trabajaban «juntos» en alguna película, como sucedió con ‘Kill Bill’.

Entonces el director, Quentin Tarantino, amigo de Harvey Weinsten, le dijo a Uma Thurman, también amiga suya, que si seguía evitando al productor podría poner en peligro la película. Esta le recordó a su «amigo» lo que el productor había hecho, y este, para sorpresa de ella, intentó quitarle hierro al asunto.

«¡Oh! Pobre Harvey, intentando estar con chicas que no puede tener’, a saber lo que se dijo a sí mismo, ¿quién sabe?«.

Pero eso no fue todo lo que sucedió con el director. Comenzaron a rodar la película mencionada, y no está claro si todo fue mejor, pero la actriz recuerda un momento en el que cree que este pudo haber intentado matarla.

Parece ser que tenía que rodar una escena en la que conducía un coche, y se dio cuenta de que no estaba en buen estado. Así relata su conversación con el director.

«Quentin vino a mi tráiler y me dijo que no quería oír un no, como cualquier director. Estaba furioso porque le había costado mucho tiempo. Pero estaba asustada. Él dijo: ‘Te prometo que el coche está bien. Es un pequeño camino recto en la carretera«.

Lamentablemente para ella, sufrió un accidente minutos después con el coche que se suponía que estaba bien. Pero Uma Thurman no iba a cerrar la boca, y no dudó en decirle a Quentin Tarantino lo que pensaba.

«Cuando volví del hospital con un collarín, las rodillas dañadas y un montón de golpes en la cabeza y una contusión, quería ver el coche y estaba realmente enfadada. Quentin y yo tuvimos una pelea enorme, le acuse de haber intentado matarme. Él también estaba muy enfadado por ello, supongo que es entendible, porque él no sentía que hubiese intentado matarme. Weinstein me acoso sexualmente, pero no intentó matarme«.

Miramax, la entonces productora de Harvey Weinstein, le dijo a la actriz que si quería ver la película tendría que firmar un documento que decía que les liberaba de cualquier dolor que sintiese en un futuro debido a las secuelas del accidente.

Fuente: SensaCine

Advertisements
Anuncios

Tagged: