Keanu Reeves estrenará dentro de poco John Wick: Parabellum, la tercera película de esta exitosa saga de acción que protagoniza. Esto mientras se confirma que habrá una cuarta. Al tiempo que se habla de sus futuros proyectos, uno de los cuales podría estar relacionado con Marvel Studios. Y con Warner Bros y DC, aunque este parece más improbable dado que únicamente el actor se ha mostrado interesado, no ha habido novedades por parte del estudio. Fuera de lo mencionado, también tiene otras producciones en diferentes situaciones. No cabe duda de que es un actor muy exitoso.

Fuera de todo esto, en este caso el actor vuelve a la primera plana por una razón diferente. Tiene relación obviamente con el cine pero no con ninguna de sus películas, sino con una que fue a ver una vez. La historia tiene relación con el joven que estaba en la taquilla de venta de boletos y que atendió a Reeves. Este hombre, entonces un chico, quiso compartir su historia con el actor recientemente en Twitter.

— En homenaje a John Wick 3, tengo una historia sobre Keanu Reeves.

Keanu vino al cine en el que trabajaba en Sydney en 2001. Estaba trabajando en la saga Matrix en ese momento. Era una mañana de miércoles tranquila, casi nadie estaba viendo películas.

— Estaba trabajando vendiendo boletos, aburrido como el demonio y de repente, este tipo se acerca con unos vaqueros, una chaqueta de cuero y un casco para montar a caballo. Me tomó 30 segundos dejar de prestar atención al casco y darme cuenta de que es Keanu Reeves.

— Quería comprar un boleto para Desde el infierno, la película de Johnny Depp. Estaba en shock. Hice lo que cualquier persona sensata de 16 años haría y le dije que me gustaría darle mi descuento de empleado. De esa forma tendría que firmarme un papel y así tendría su autógrafo.

— «No trabajo aquí», me dijo Keanu. Estaba un poco confuso por mi oferta. Estaba nervioso y le cobré el precio normal. Sin poder conseguir su autógrafo.

— Dos minutos después alguien llama a la puerta que hay detrás de mí en la taquilla. Pensé que era mi mánager. Era Keanu.

«Me di cuenta de que probablemente querías mi autógrafo», me dijo. «Así que te firmé esto! Me entrega un recibo del puesto donde se compran los helados. Luego tira su helado a la basura y se va a ver la película.

— Más tarde, me doy cuenta de que compró un helado que no quería, solo para obtener el papel del recibo para poder poner su autógrafo para un idiota de 16 años.

Más información

En el segundo capítulo de John Wick 2 -Pacto de Sangre- vimos cómo nuestro héroe es obligado a volver a su vida de sicario. El gangster Santino D’Antonio ayudó a John en el pasado y ahora le toca a Wick devolverle el favor. Santino encarga al sicario asesinar a su hermana, la que se encuentra a la cabeza de una de las mafias.

El protagonista cumple con la tarea que se le ha encomendado, pero esto despierta un inesperado odio en Santino, que no acepta la muerte de su hermana a pesar de que la deseaba con todas sus fuerzas. De este modo, John Wick comienza a ser perseguido por todas las mafias que simpatizan con el italiano.

Advertisements
Anuncios

Tagged: