La noticia que en días pasados nos anunció la realización del reboot de Dune con Denis Villeneuve en actuales negociaciones para colocarse a la cabeza del proyecto de Legendary Pictures, nos ha puesto a pensar en la carrera del cineasta de origen canadiense, y cómo se ha convertido en el nuevo favorito de la ciencia ficción.

denis-villeneuve-pelicula

El cineasta incursionó durante mucho tiempo en el drama, ¿cómo fue la transición a la ciencia ficción?

Películas como su primer largometraje Maelström (2000) y Polytechnique (2009), le condujeron a realizar la increíble Incendies (2010), que le valió su primera – y hasta el momento única – nominación al Óscar como mejor película extranjera, en la categoría que compartió con Biutiful (México), Kynodontas (Grecia), Hors la loi (Argelia) y Haevnen (Dinamarca), siendo ésta última la vencedora. La nominación le ganó la atención de los estudios y ejecutivos, que le guió al punto de inflexión en su carrera: Prisoners (2013).

Prisoners, 2013.
Prisoners, 2013.

 

Aunque lleva más de dos décadas trabajando en cortos y largometrajes en su natal Canadá, en solamente tres años, Denis Villeneuve le dio un vuelco a su carrera a partir de su debut en un proyecto de habla inglesa con la sólida película de drama y misterio, Prisoners, protagonizada por Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal, y un elenco secundario de primera conformado por Melissa Leo, Terrence Howard, Maria Bello, Paul Dano y Viola Davis. La trama se enfoca en la desaparición de la hija del personaje de Jackman, quien toma el asunto en sus propias manos, cuando las investigaciones de la policía no resuelven el caso tan rápido como él desea. La película es una exhibición de talento y técnica, siendo una de las mejores actuaciones en la carrera de sus protagonistas y una muestra de los recursos con los que Villeneuve indudablemente cuenta.

Poco después llegó Enemy (2013), donde volvería a dirigir a Gyllenhaal en la trama que sigue a un profesor de historia en una universidad, que, después de rentar una película recomendada por uno de sus colegas en la que ve a un actor exactamente igual a él, se decide y obsesiona con encontrarlo, dando pie al desarrollo de un relato poco convencional y fascinante.

sicario-pelicula
Sicario, 2015.

Hacia finales de 2015, Villeneuve probaría suerte en otro género: la acción, con la emocionante y envolvente, Sicario. La protagonizada por Emily Blunt, Josh Brolin y Benicio del Toro se enfoca en un peculiar grupo de agentes dedicado a investigar y encontrar al cartel de drogas responsable de unos misteriosos asesinatos descubiertos en la secuencia de inicio del filme. El cineasta canadiense dirige cuidadosa e intensamente el argumento que se mezcla a la perfección con el ritmo narrativo, resultando en un acierto en su primera incursión en un thriller de acción, y en una película bien lograda y difícil de encontrarle fallas. Actualmente, se trabaja en una secuela que no contará con Villeneuve como director, ni con Blunt como parte del reparto.

Y entonces llegó Arrival, una excepcional cinta de ciencia ficción que desde su llegada al circuito de festivales de cine este 2016, daba mucho de qué hablar, por lo que las expectativas eran altas. Generalmente, cuando se empieza a leer que un filme que está por estrenarse está rodeado de bastante críticas positivas, tiende a esperar cosas grandes. Sin embargo, cuando acudes al cine a verlo, puedes llevarte una gran decepción. Este no es el caso con Arrival. Las expectativas eran altas y el resultado aún mejor. La historia se centra en los misterios de una docena de extrañas naves extraterrestres que arriban a distintos puntos clave en la Tierra, por lo que los altos mandos militares forman un equipo élite liderado por la experta en lingüística Louise Banks (Amy Adams), quien junto al científico Ian (Jeremy Renner), deberán entrar a una de las naves, comunicarse con los extraterrestres y descubrir por qué están aquí.

Arrival, 2016.
Arrival, 2016.

 

No se dejen engañar por la que puede parecer la premisa de una cinta de ciencia ficción de extraterrestres, ya que Villeneuve logra darle un giro al género con una historia con propósito que al final te dejará buscando la reflexión. Técnicamente la película también es una maravilla, así que no debería extrañarnos que consiga un buen número de nominaciones al Óscar 2017, incluyendo menciones a su protagonista, director, banda sonora y cinematógrafo.

Su incursión en este género continuará por un tiempo más, ya que para 2017, estamos confiados que nos espera otra increíble producción del cineasta siendo el responsable de la secuela de una de las más grandes películas de ciencia ficción, el clásico de 1982 protagonizado por Harrison Ford, Blade Runner. Titulada Blade Runner 2049, la trama desarrollará sus eventos treinta años después de la original, con un nuevo blade runner, el oficial de la policía de Los Ángeles, K (Ryan Gosling), quien desencadena un secreto guardado con el potencial de llevar lo que queda de la sociedad al caos. El descubrimiento del oficial lo lleva a la misión de encontrar a Rick Deckard (Ford), un antiguo blade runner de la policía de Los Ángeles que ha estado desaparecido por tres décadas.

La película, que cuenta con el director de la original, Ridley Scott en labores como productor ejecutivo, y quien se encargó de escoger personalmente a Villeneuve como su sucesor, conforma su elenco con Robin Wright y Jared Leto,  y nos adelantó la Navidad estrenando su primer teaser tráiler durante la semana pasada. Su estreno en salas de cine será el 6 de octubre de 2017.

A dos incursiones seguidas en la ciencia ficción, le podría seguir una tercera, ya que como mencionamos al principio del artículo, Villeneuve se encuentra en negociaciones con Legendary Pictures para hacerse cargo del reboot de Dune, adaptado de la aclamada novela escrita por Frank Hebert, la cual, tuvo su primera adaptación al cine en 1984 con el film dirigido por David Lynch, que hay que decirlo, no tuvo buenos resultados ni en crítica ni taquilla, sin embargo, con el tiempo se ha convertido en una importante película de culto y cuenta entonces con un fiel séquito.

Su trama se centra en la familia Atreides, quienes por orden imperial deben hacerse cargo de la explotación del desértico planeta Arrakis, también conocido como Dune. Es el único planeta donde se encuentra la especia, una potente droga que es indispensable para los vuelos espaciales. Antes, el planeta había sido gobernado por los Harkonen, cuyo despotismo había dejado una huella indeleble en la población. Cuando, con el beneplácito del emperador, los Harkonen atacan el planeta para recuperar el poder perdido, Paul, el hijo del duque Leto Atreides, tiene que huir al desierto. Allí, además de afrontar múltiples peligros, se le presenta una oportunidad de derrocar a los Harkonen.

Los detalles del reboot al momento son escasos, pero tenemos tanta confianza en la destreza de Villeneuve, que no dudamos que de ser finalmente él a la cabeza, se trataría de otro destacado proyecto en su fructífera carrera.

Advertisements
Anuncios

Tagged: