¿Y cómo era Sherlock Holmes?

| |

Downey Jr. ha encontrado una nueva mina de oro

Sherlock Holmes es acaso el personaje de ficción que más gente considera como una persona real. Se deberá quizás a la minuciosa descripción que Arthur Conan Doyle hace de él en sus escritos. Un británico flemático y analítico. Misántropo y  ermitaño. Con pocos amigos, aunque sofisticado y culto.

El perfil de Holmes se vuelve importante, ahora que Downey Jr. nos regala una personificación que hasta ahora no habíamos visto en ninguna de las múltiples veces que el detective y sus aventuras han sido llevadas al cine. Y sobre todo, que ha inspirado a otros personajes importantes para la cultura popular contemporánea, como es el caso del Dr. House.

Y si bien para nadie es una novedad saber que el famoso detective tenía rasgos bipolares y adicción a las drogas; ahora un interesante artículo del Dr. Carlos Chernov nos hace una revelación sobre la condición médica de Holmes hasta hoy poco conocida: más que sólo autismo, Holmes podría haber padecido el Síndrome de Asperguer, una forma de autismo leve que se caracteriza por dificultad para relacionarse con los demás, entender lo que otras personas sienten o piensan, además de que tienen un comportamiento extraño y tienden a desarrollar un vasto conocimiento acerca de temas muy puntuales. (¿les suena conocido?)

El asunto se vuelve todavía mas interesante si tomamos en cuenta que Conan Doyle - que tenía estudios de medicina- describe con claridad  el síndrome en la figura de Holmes ¡setenta años antes que el propio Asperguer! lo cual llevaría a sus biógrafos a establecer si algún pariente, o amigo cercano lo padecía, o quién es la persona en que Conan Doyle se inspira para crear a Holmes.

¿Qué cosas no? justo para la gente que cree que no hay nada nuevo bajo el sol.