Análisis de los premiados en el SEFF'13

| |

Terminó el Festival de Cine Europeo de Sevilla, y termina con una cantidad de recomendaciones magníficas en la línea del también magnífico SEFF'12. Olvidados los tropezones del comienzo. Desde que José Luis Cienfuegos, que recordemos, puso en solfa el festival de Gijón, ha tomado con fuerza el mando del Festival de Sevilla, y por lo pronto, ya ha conseguido que en sólo dos años lo que todos los anteriores directores del festival apenas habían intentado, que es situarlo en la élite, o al menos a un paso de la élite de los festivales que tienen lugar en España. De esta forma, el Festival de Sevilla ha sufrido cambios radicales. En primer lugar, ha pasado de ser cine exclusivamente europeo, a dar entrada a coproducciones, con lo que este año se han podido exhibir títulos asíaticos e incluso americanos. Un enriquecimiento del cual se beneficia la bella ciudad andaluza, con un entorno inmejorable  para la celebración de un gran festival que definitivamente, ha tomado vuelo.

Sería complicado en un sólo artículo repasar todos los títulos que se han exhibido, pero sí es cierto que podemos hacer un repaso sobre los títulos ganadores en las secciones de largometrajes.

·         Giraldillo de Oro a la mejor película de Sección Oficial: El desconocido del lago, de Alain Guiraudie. El autor de "Du soleil pur les gueux" vuelve por sus fueros, esta vez en una fábula dramática sobre amores homosexuales y que ya venía de cosechar buenos premios en Cannes, se ha alzado con el título más importante del festival. Una película enórmemente polémica por el tema que trata (por desgracia) pero artísticamente impecable donde Guiraudie desarrolla una secuencia de planos tras otra con pulida cosmética marca de la casa y que fué premiada también con el premio a la mejor fotografía. Y es que llevaba el bueno de Alain varios años, desde 2001, vagabundeando por títulos de menor enjundia. Sin embargo, y nunca mejor dicho, en este caso, el que tuvo retuvo, y tras una larga travesía por el desierto, nos pone en bandeja un magnífico título que va a para película del año, o al menos, para la selección de películas del año.

·         Giraldillo de Plata a la mejor película de Sección Oficial:Sacro Gra, de Gianfranco Rosi. El ganador del león de oro de la mostra de Venecia, no venía de paseo al SEFF'13, y sólo la irrupción de la magnífica película francesa que acabamos de mencionar, podría haberle arrebatado el título. Así, Gianfranco Rossi tiene que quedarse con el segundo premio, pero no es indigno haber perdido frente a semenjante obra maestra, es más todo un lujo haber disponido de un par de ganadores como estos. La película, más un documental que otra cosa, se pasea por la carretera de circunvalación a Roma y pasea a su vez por las gentes que la pueblan. Hiperrealismo rozando, precisamente el surrealismo, con tonos humorísticos y enórmente visual que se disfruta enórmemente.

 ·         Mejor actor: Toni Servillo (La grande bellezza) No hay duda. Toni Servillo lleva a cabo un duelo interpretativo con Carlo Verdone y Sabrina Ferilli en la tragicomedia La Gran Belleza. Una película de Paolo Sorrentino, que probablemente sea el director de actores más en forma del panorama europeo a día de hoy. Toni Servillo, ya ganó el premio al mejor actor en los EFA e 2008, precisamente de la mano de Servillo con Il divo, el Biopic sobre la vida de Giulio Andreotti y que fué nominada en su día a la mejor película en lengua extranjera. Sorrentino despliega sus mejores habilidades, extrayendo el máximo de unos actores que ya son en sí mismos magníficos, para dar como resultado una película que, si bien podrían haber optado a uno de los premios mayores, le falta la solemnidad de las que disfrutan las dos ganadoras. Tanto es así, que la Asociación de Cineastas Escritores Cinematográficos de Andalucías con un merecido premio a la mejor película que se vio acompañado del premio Eurimages a la mejor coproducción europea.

·         Mejor actriz: Alexandra Finder (The Police Officer’s Wife). Una conocida del mundo de la televisión germana, pero con esporádicas presencias en el cine de pantalla grande, se hizo con el premio a la mejor actriz de forma merecida. Tal vez en dura pugna con Sabrina Ferilli, que literalmente se sale en La Grande Belleza en un duelo sin par con Toni Servillo, pero claro, queda feo aquello de que se lleven dos actores de la misma película las dos interpretaciones.

·         Mejor director: Tsai Ming-Liang (Stray Dogs). Y al igual que Toni Servillo, aquí no hay duda. Y no porque Alain Guirauidie, o Paolo Sorrentino no hagan méritos. Es que ha sido el mejor director que ha aterrizado en este festival merced a su producción francesa. Stray Dogs es una película que nos ha sorprendido no haber descubierto antes y que fue el Gran Premio del Jurado en Venecia. El que dirigiera The River (imprescindible en el cine asiático contemporáneo), Ming-Liang explora la marginalidad en la sociedad ultratecnificada capital de Taiwan.

·         Mencionamos también el documental Costa da Morte, del realizador Gallego Lois Patiño. La prueba viva de que algo se mueve en el rincón noroeste de la península. Con numerosos paralelismos con Sacro Gra, Patiño se recorre el abrupto territorio costero atlántico, y observa a sus habitantes desde una óptica completamente abierta y enternecedora que explora el misticismo y lo vasto del ser enfrentado a diario a la inmensidad del océano. Este formidable documental, se llevó el premio Las Nuevas Olas en la categoría de No ficción.