El pasado 5 de octubre, el New York Times publicó una investigación profunda y extensa, en la que se hicieron públicos los valientes alegatos de algunas mujeres y actrices de la industria del cine, que llevaron a la luz el acoso sexual que sufrieron por parte del magnate de Hollywood, el productor de cine y televisión, Harvey Weinstein.

¿Qué ha sucedido en los cinco días desde haberlo expuesto? En Cine3 los ponemos al tanto de toda la información que continúa emergiendo.

OJO: En esta primera parte, abordamos el reportaje del New York Times –que incluye las declaraciones de la intrépida actriz que denunció al productor; las primeras mujeres en evidenciarlo; la reacción de Weinstein– y las medidas que tomó su famosa compañía de producción The Weinstein Company.

OJO: En una segunda parte, que publicaremos en unos momentos más, daremos a conocer la relación de Weinstein con Hollywood. Asimismo, incluiremos las reacciones de apoyo hacia la actriz por parte de muchísimos colegas de la industria, además de otro grupo de actrices que se suman a la denuncia dando testimonio de su propia terrible experiencia con el magnate.

 

ARTÍCULO DEL NEW YORK TIMES

Ashley Judd fue la primera actriz en hacer público el nombre de Harvey Weinstein, en los alegatos sobre acoso sexual conducidos por el magnate.

 

La columna de investigación escrita por Jodi Kantor y Megan Twohey, narra décadas de acoso sexual a mujeres del medio y la industria del cine por parte de Weinstein, incluyendo declaraciones oficiales de la actriz Ashley Judd –primera en reconocer públicamente el nombre del productor como el responsable del acoso sexual–

La actriz relata cómo hace dos décadas (durante la filmación del thriller Kiss the Girls en 1996) el productor se acercó a ella con insinuaciones muy lejos del ámbito profesional. Después de invitarla al hotel Peninsula Beverly Hills, para lo que la entonces actriz de 29 años pensaba que se trataba de una junta de trabajo en un desayuno, “Weinstein hizo llevarla a su habitación de hotel, donde la recibió en una bata de baño, y le preguntó si podía darle un masaje a ella, o ella a él, o verlo tomar una ducha,” apunta un extracto de la investigación.

La actriz se rehusó a todas y cada una de las insinuaciones del magnate:

Dije no, en muchas formas distintas, muchas veces, y él siempre me respondía con alguna insinuación diferente. Fue todo como una negociación, una negociación coercitiva.

Poco tiempo después, Judd relató a su madre, la cantante Naomi Judd, lo que le había sucedido en esa habitación. Las declaraciones de la actriz, confirman que la historia publicada en el año 2015 en Variety, en la que habló sobre el encuentro en el hotel Peninsula sin hacer público el nombre de Weinstein, se trataban justamente de él.

La actriz añadió que era necesario sincerarse ahora:

Las mujeres han estado hablando de Harvey entre nosotros durante mucho tiempo, y simplemente era hora de tener la conversación en público.

La impresionante investigación, exhibe años y años de rumores sobre la conducta del productor de films que ha sido un enorme pilar de Hollywood. Dicha conducta afectó no solamente a actrices, sino también a mujeres que trabajaron en su compañía de producción, con las que cruzó su camino en un punto de sus vidas.

Harvey Weinstein, Ashley Judd y Rose McGowan, quien fuera otra de las víctimas de acoso sexual por parte del productor de cine y televisión.

 

El NY Times reporta que en total, ocho mujeres compartieron sus historias para el artículo, denotando un patrón en el comportamiento de Weinstein: aparecer desnudo o casi desnudo enfrente de ellas, estar presentes mientras tomaba un baño, pedir frecuentemente un masaje.

De acuerdo con el Times, Weinstein llegó a acuerdos económicos con algunas de las mujeres, por pagos en el rango entre los $80,000 y los $150,000 dólares.

Las denunciantes incluyen, además de Judd, a la modelo italiana Ambra Battilana, que aseguró en un reporte policial, que el productor le tocó los senos y colocó las manos bajo su falda durante una junta de trabajo en la ciudad de Nueva York en 2015. El fiscal de distrito de Manhattan declinó levantar cargos, pero el Sr. Weinstein realizó un pago a Battilana; Laura Madden, una antigua empleada de Weinstein, declaró algo muy similar a lo sucedido con Judd, sólo que esto ocurrió en Dublín y Londres en 1991, “constantemente te preguntas – ¿seré yo el problema?” explicó Madden. En 1998, la asistente de 25 años, Zelda Perkins confrontó al poderoso Weinstein por acosarla y amenazó con hacerlo público o tomar la vía legal si continuaba, el productor envió a uno de sus abogados para negociar un acuerdo.

Rose McGowan (Scream)

 

En 1997, la actriz Rose McGowan (Scream) en aquél entonces de 23 años de edad, llegó a un acuerdo de $100,000 usd, tras un incidente en una habitación de hotel durante el Festival de Cine de Sundance, el pago –de acuerdo con documentos oficiales– “no es una admisión de culpa” sino para “evitar una demanda y comprar paz.” En 2014, el Sr. Weinstein se acercó a Emily Nestor, una empleada temporal, asegurándole que si aceptaba sus insinuaciones sexuales, le daría un empuje a su carrera. Al año siguiente, Lauren O’Connor, otra empleada de Weinstein en la compañía de producción, documentó alegatos en contra del magnate, describiendo el lugar como un “ambiente tóxico para las mujeres”, explicando que en una ocasión, Weinstein le gritó y le sugirió que probablemente sólo servía para “ser una esposa” y “hacer bebés.”

HARVEY WEINSTEIN RESPONDE A LAS ACUSACIONES

El productor, de 65 años, participó en el artículo del Times ofreciendo una declaración oficial, tras haber contratado un séquito de consultores de crisis y de abogados, incluyendo a Lisa Bloom, conocida en la industria por su compromiso con los derechos civiles, y más recientemente, por haber representado a las mujeres que alegaron haber sido acosadas sexualmente por Bill O’Reilly, motivando el despido de él de Fox News. De acuerdo con Bloom, Weinstein es un “viejo dinosaurio aprendiendo nuevas formas, [cuyas] palabras y conducta pueden ser percibidas como inapropiadas, incluso intimidante.”

Weinstein explica:

Entiendo que la forma en que me he comportado con colegas en el pasado ha causado mucho dolor, y me disculpo sinceramente por ello. Aunque estoy tratando de mejorar, sé que tengo un largo camino por recorrer.

Y añade:

Llegué a la mayoría de edad en los años 60 y 70, cuando todas las reglas sobre el comportamiento y lugares de trabajo eran diferentes. Esa era la cultura en ese entonces.

 

THE WEINSTEIN COMPANY TOMA MEDIDAS CONTRA EL “TÓXICO” HARVEY WEINSTEIN

Tras los numerosos alegatos disparados hacia el magnate, el estudio de cine independiente fundado por el Sr. Harvey Weinstein, anuncia que toma medidas necesarias.

TWC despidió de la compañía durante el fin de semana a su fundador, y de acuerdo con reportes del sitio Deadline, también planean eliminar su nombre de las series de televisión actualmente al aire en las que Weistein intervino como productor o productor ejecutivo, para lo que ya se han puesto en contacto con los ejecutivos de la pantalla chica. El portal agrega que “la maniobra fue provocada por la fuerte reacción por parte de los ejecutivos de la televisión, así como patrocinadores involucrados con series de TWC que desean distanciar sus proyectos de Weinstein.” El listado incluirá a shows como Project Runway, Six, Scream y las recién llegadas Waco y Yellowstone.

La misma estrategia se espera para las películas próximas a estrenarse, la primera de ellas –y la única para lo que resta del año– en adoptarla, ha sido la biopic The Current War, protagonizada por Benedict Cumberbatch. Además, la productora desea un cambio de nombre y someterse a un rebranding completo, pues la marca Weinstein es hoy sinónimo de “tóxico.”

 

Segunda parte en breve…

Advertisements
Anuncios

Tagged: