Spider-Man: Far From Home se centra principalmente en las ilusiones de Mysterio para convencer al mundo, incluidos Peter Parker y Nick Fury, de que es el nuevo Iron Man. Y lo hace muy bien pues incluso se convierte en una especie de padrino del chico araña, hasta el punto de que este le habla de su vida privada. Pero llega un momento en que el superhéroe (y más tarde el líder de SHIELD) descubre lo que está pasando y entonces esas ilusiones las utiliza el villano directamente contra él. En uno de los momentos de la película se puede ver a Spider-Man junto a la tumba de Tony Stark y cómo este sale como si fuera un Iron Man zombie y va a por él.

Ahora, ¿de dónde salió esta ilusión? Obviamente, la mejor forma en que Quentin Beck (nombre real del malo) podría hacer daño al chico araña era con quien para él casi era su padre, que murió poco antes de que él se fuera de viaje a Europa. Pero durante una reciente entrevista (vía Screen Rant) el supervisor de efectos especiales de esta película, Alexis Wajsbrot, comentó esto acerca de la secuencia mencionada:

«Diseñar a Iron Man fue todo un desafío, como cualquier traje para Iron Man. Tenía que ser no demasiado sangriento, pero lo suficientemente sangriento, el equilibrio correcto entre ¿ves un poco de carne o solo ves el cráneo o la armadura? Nuestro departamento de arte intervino e hizo un gran trabajo conceptual.

«Una de las evoluciones que realizamos en nuestro trabajo fue que tanto el cementerio como el pasillo de la escuela los diseñamos pronto y cuando más adelante volvimos a ellos, los estilizamos un poco. ¿Qué define un pasillo escolar? ¿Tal vez sólo los casilleros son suficientes? El suelo era humo verde, sin pared ni techo. Lo mismo para el cementerio: quitamos toda la hierba, la reemplazamos con color negro, quitamos los árboles, el cielo y solo conservamos la lápida».

No cabe duda de que fue un punto muy interesante de la película esa aparición de Iron Man. Pero todo quedó en eso, en una ilusión, y no parece que vaya a volver a repetirse. Ni tampoco a aparecer en un futuro el superhéroe. Es cierto que puede hacerlo en un flashback o en una película ambientada antes de su muerte, pero probablemente en el estudio prefieran seguir adelante más allá de eso. Aunque no debería descartarse que en un futuro todos vuelvan a ver a Tony Stark en el MCU.

Más información

Lo que está claro es que no aparecerá en la próxima película de este universo cinematográfico, Black Widow.

Al nacer, la Viuda Negra (también conocida como Natasha Romanova) es entregada a la KGB, que la prepara para convertirla en su agente definitivo. Cuando la Unión Soviética se disuelve, el gobierno trata de persuadirla. Esto mientras la acción se traslada al actual estado de Nueva York, donde es una agente que va por libre. La película mostrará a Romanoff viviendo en los Estados Unidos 15 años después de la caída de la Unión Soviética.

Cate Shortland es la directora y Ned Benson y Jac Schaeffer los guionistas. El reparto principal lo forman, de momento, Scarlett Johansson, Florence Pugh, Rachel Weisz y David Harbour.

Advertisements
Anuncios

Tagged: