Con Pedro Almodóvar como guionista y director y Antonio Banderas como protagonista, Dolor y Gloria recibió dos nominaciones a los Oscars 2020: Mejor Actor Protagonista y Mejor Película Internacional. Es un total triunfo para esta producción que todo el mundo está alabando. Y ahora queremos conocer las reacciones del cineasta y del actor, que no han dudado en pronunciarse ante esta gran noticia.

► Pedro Almodovar y Antonio Banderas reaccionan

Pedro Almodovar y Antonio Banderas reaccionan a su nominación al Oscar

Primero, Almodóvar, que ya es el director español con más nominaciones de la Academia de la historia (4). Además, obtuvo dos estatuas doradas (Todo sobre mi madre, Mejor Película Internacional, y Hable con ella, Mejor Guion Original). Esto comentó, como recoge Cinemanía:

«Me hacen muy felices estas nominaciones, cuyo anuncio me pilla volando de regreso a Madrid. Es el broche final a la carrera de la película. Antonio ha sido parte de mi filmografía y de mi vida desde hace más de treinta años, que consiga su nominación por esta película me llena de orgullo».

El mismo medio nos trae las declaraciones de Banderas, que ha conseguido su primera nominación de la Academia como actor principal de una película.

«Quiero agradecer a la Academia de cine de Hollywood mi nominación como Mejor Actor Protagonista por mi trabajo en Dolor y Gloria. Es un honor compartir esta nominación con los compañeros que me acompañan que han hecho unos magníficos trabajos. El listón interpretativo está muy alto y agradezco de todo corazón la oportunidad de estar en esta carrera por el Oscar.

«Felicitar también a Pedro Almodovar y a todo el equipo de Dolor y Gloria por la nominación en la categoría de mejor película extranjera que demuestra el gran trabajo que han hecho.

«Y agradecer también a Sony Pictures Classic todo el apoyo y el esfuerzo que están haciendo y que ha sido fundamental también para llegar hasta aquí».

Tráiler y sinopsis de Dolor y Gloria

Narra una serie de reencuentros en la vida de Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso. Algunos de ellos físicos, y otros recordados, como su infancia en los años 60, cuando emigró con sus padres a Paterna, un pueblo de Valencia, en busca de prosperidad, así como el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los 80, el dolor de la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y palpitante, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine, y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando. Dolor y Gloria habla de la creación, de la dificultad de separarla de la propia vida y de las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de volver a escribir.

Advertisements
Anuncios

Tagged: