Continuando con el análisis de Cine3 de lo mejor de la sexagésima novena entrega de los Premios Emmy –especializados en reconocer anualmente lo mejor de la industria televisiva– toca turno de presentar la segunda parte que incluye las sorpresas y los ignorados de la ceremonia después de haberse dado a conocer a los ganadores el día domingo.

Si te perdiste la Parte I o simplemente quieres volver a leerla, te invitamos a dar clic aquí.

¡Comenzamos!

 

LAS SORPRESAS

  1. Con tan sólo una temporada de su show Atlanta, el joven actor, director, guionista, músico y productor, Donald Glover, se llevó a casa sus primeros dos Emmys, a mejor actor protagónico en serie de comedia y mejor dirección en serie de comedia. El primer galardón impidió que Jeffrey Tambor (Transparent) ganara su tercer Emmy consecutivo en dicha categoría.
  1. Los argumentos y mofas políticas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se hicieron presente en toda la noche, pero quizás la más grande –y sorpresiva– de ellas, llegó cortesía de la aparición en el escenario –al final del monólogo del anfitrión Stephen Colbert– de Sean Spicer, exportavoz de la Casa Blanca en la era Trump, que no dudó en parodiarse a sí mismo, utilizando incluso el mismo podio que la actriz Melissa McCarthy emplea en Saturday Night Live, durante el segmento en donde parodia a Spicer. La cara de la también comediante, así como la de muchos de sus pares, lo dijo todo.
  1. Tal vez dos de los favoritos para llevarse a casa el Emmy por mejor guion en serie limitada o telefilm, eran sin duda Ryan Murphy –que está prácticamente en cada serie– y David E. Kelley. Pero para sorpresa de la mayoría de la audiencia, fue Charlie Brooker quien se alzó con el trofeo, gracias a Black Mirror: San Junipero. Desde su estreno, dicho episodio se colocó entre los favoritos del público. Pero como veremos en los ignorados, muchas veces favorito del público no significa favorito de la academia de televisión. En este caso, sí.

 

 

LOS IGNORADOS

  1. Cuando hablamos de que la popularidad entre el público, no siempre se traduce a popularidad entre los miembros de la academia de televisión, no hay mejor ejemplo que Stranger Things. La serie sensación de Netflix, era el tercer programa con más nominaciones (19), y naturalmente muchos pensaban que se alzaría con trofeos en las categorías mayores. Pero no fue así. Aunque si ganó cinco galardones en los Creative Arts entregados unos días antes a la ceremonia del domingo, Stranger Things perdió en las categorías de actuación (donde estaba la favorita de la audiencia Millie Bobby Brown como mejor actriz de reparto serie drama y su coestrella David Harbour como mejor actor de reparto en serie drama), además de perder como mejor serie drama.
  1. Otra de las grandes decepciones fue Westworld, el western de ciencia ficción de HBO, que, después de ser la serie más nominada (22) de la edición 69 –junto a SNL– también consolidada como favorita entre la crítica y el público, se fue a casa con las manos vacías el domingo, donde perdió categorías como mejor serie de drama, mejor actor protagónico, mejor actriz protagónica, mejor actor de reparto y actriz de reparto, entre muchas más. La serie sí se llevó cinco galardones en los Creative Arts, incluyendo mejor maquillaje, mejor peinado y mejor mezcla de sonido.
  1. HBO aparece nuevamente en el listado, esta vez con el telefilm The Wizard of Lies, que cuenta la historia verdadera de Bernie Madoff. La producción contendía como mejor película para la televisión, así como en las categorías a mejor actor protagónico en serie limitada o telefilm (Robert De Niro) y mejor actriz de reparto en serie limitada o telefilm (Michelle Pfeiffer). Muchos aseguraban que el oscarizado De Niro, se alzaría con su primer Emmy. Sin embargo, Riz Ahmed se quedó con el trofeo.
  1. Fargo, basada en la película ganadora al Óscar del mismo nombre de los hermanos Coen, no es ajena a la ceremonia de la Academia de la Televisión. La serie de antología ha ganado el Emmy en otras seis ocasiones, incluyendo mejor miniserie en 2014. La muy anticipada tercera temporada resultó con 16 nominaciones, de las cuales, solamente se llevó una a casa: mejor composición musical, perdiendo en todas las categorías mayores como mejor serie limitada, mejor actor protagónico (Ewan McGregor), mejor actriz protagónica (Carrie Coon) y mejor actor de reparto en serie limitada (David Thewlis).
  1. Otra de las series más nominadas de la noche, en ser completamente ignoradas fue Feud: Bette and Joan de FX, que llegó con 18 nominaciones a la ceremonia del domingo y perdió todas, incluyendo categorías importantes como mejor serie limitada, dirección, guion, actriz protagónica (Jessica Lange, Susan Sarandon), actriz de reparto (Judy Davis, Jackie Hoffman) y actor de reparto (Alfred Molina, Stanley Tucci), perdiendo todas las mencionadas frente a Big Little Lies.
  1. Otra de las derrotas que no dejó contento al público en casa, fue RuPaul’s Drag Race, que perdió la categoría como mejor competencia de reality con The Voice, que ganó el Emmy por cuarta ocasión –aunque no consecutiva– el trofeo que RuPaul sí se llevó a casa fue como mejor anfitrión de competencia de reality. Sin embargo, muchos se quedaron con ganas de verlo ser reconocido por su gran labor en su programa, que en recientes entregas, ha elevado el nivel de calidad aún más.
Advertisements
Anuncios