Darren Aronofsky, traumatizado después de ¡Madre!