Madre: La visión retorcida de la desgracia.