En la reciente cinta El Guasón, pudimos ver una de las luchas más terribles que puede sufrir un ser humano, y que es contra él mismo. Si bien es posible salir airoso, son muchos los casos en que se acaba derrotado, y la locura termina alzándose ganadora, como pudimos ver en el caso de Arthur.
Sin embargo, a pesar de ser una de las mejores muestras de esta dramática espiral descendente, no es la única. La cinematografía internacional nos ha regalado una gran cantidad de excelentes ejemplos, y los que presentamos en esta ocasión serán sólo un botón de muestra.

Atrapado Sin Salida

Esta cinta, considerada una de las mejores de Jack Nicholson, nos muestra como un paciente con un leve problema psiquiátrico es internado en una clínica, y como su estancia no sólo agrava su condición, sino la de todos los que se encontraban con él.

Alucinaciones del Pasado

Un veterano de la Guerra de Vietnam empieza a sufrir una serie de alucinaciones, que podrían ser resultados de experimentos realizados durante sus tiempos como soldado, o quizá fueran algo más.

Un Día de Furia

Un individuo tranquilo explota tras de un mal día, y decide corregir los problemas de la sociedad usando el único lenguaje que, al parecer, la misma entiende, y es la violencia.

El Cisne Negro

Tras de cumplir lo que al parecer era el sueño de su vida, una joven bailarina siente como su cordura se va desvaneciendo poco a poco, mientras lucha por mantener su lugar privilegiado dentro de la compañía de danza.

El Club de la Pelea

Un trabajador común y corriente comienza a caer en la locura, influenciado por un extraño desquiciado, sólo para terminar descubriendo que sus problemas mentales eran mayores de lo que imaginaba.

Advertisements

Tagged: