No pocos miembros de la industria cinematográfica han criticado a Netflix desde que dio comienzo. Algunos incluso acusan a la plataforma streaming de estar acabando con el cine porque, supuestamente por su culpa los espectadores no van tanto a las salas de cine. También han dicho muchos que las películas que producen no deberían participar en los mismos premios que las que se estrenan en pantalla grande, como, por ejemplo, los Premios Óscar. Cada uno tiene su opinión acerca de todo, y esta productora y distribuidora no es una excepción. Ahora traemos las declaraciones de un actor que la defiende: Edward Norton.

Durante una reciente entrevista con The Daily Beast, afirma que tiene claro cuál es el motivo de que no vayan tantas personas al cine.

► Edward Norton defiende Netflix

«Si tuviera que señalar el auténtico causante de que la gente prefiera ver las cosas en Netflix en vez de ir a los cines sería cómo las salas ahorran en bombillas. La gente no tiene ni idea de cuántos cines hacen esto. Muchos directores y directores de foto que conozco afirman que más del 60% de los cines de EE UU ponen sus proyectores al menos a la mitad de la luminosidad a la que estarían obligados por contrato. Son las salas quienes están destruyendo la experiencia de ir al cine. Punto final. Nadie más.

«Están ofreciendo sonido malo e imagen borrosa, y nadie les dice nada. Si hicieran lo que tienen que hacer, la gente alucinaría y se daría cuenta de que no puede ver lo mismo en casa. Me gustaría que la gente buscara al responsable de su sala de cine y le dijera: ‘Si la película se ve oscura, me devuelves el dinero’. Fui a hacer un test de calidad de mi película en un cine donde ponían Capitana Marvel y la estaban proyectando a menos de la mitad de la luminosidad adecuada. Hay que entrenar a la gente para que reclamen su dinero».

El mes que viene, Norton estrenará Motherless Brooklyn como actor, director y guionista.

El protagonista de la película es Lionel Essrog (Edward Norton), un detective que tiene una extraña peculiaridad: padece el síndrome de Tourette, patología caracterizada porque el que la padece tiene múltiples tics físicos y vocales, y a menudo está asociada con la exclamación de palabras obscenas y comentarios socialmente inapropiados. Cuando Lionel se entera de la muerte de su mejor amigo y mentor Frank Mina a manos de un asesino desconocido, decide buscar al causante de su muerte para hacerle pagar por lo que ha hecho.

De momento, por lo que se sabe, Norton no tiene ningún nuevo proyecto confirmado. No es sorprendente, estará centrado en la promoción de su nuevo estreno. Además de que le ha supuesto mucho esfuerzo, por lo que quizá quiera descansar un poco antes de comenzar con otro. Sobre todo si tiene previsto ser también guionista, director y actor. Pero estaremos atentos a sus próximos pasos. Si de algo no cabe duda es que siempre es interesante cualquier nueva producción que realiza Edward Norton.

Advertisements
Anuncios

Tagged: