En 1953 se estrenó en cine la película que dio inicio al género de luchadores: La Bestia MagníficaLas formas de distribución y comercio en la lucha libre se instauraron en la década de 1930, con la creación de la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL). Primero se dio la creación de funciones en arenas especializadas y el uso del cartel como medio de difusión. Después, en la década del 40 la lucha llegó a los medios impresos: periódicos, revistas e historietas.

En los años 50 la televisión era un medio en ascenso y con el inicio de las transmisiones de lucha libre desde la Arena Televicentro y la Arena Coliseo, el deporte espectáculo pronto ganó en audiencia y seguidores. El paso natural era llegar a un mayor publico (en aquel tiempo muy pocas personas tenían televisión), así que la llegada de la lucha libre al cine fue todo un suceso.

Escrita y dirigida por Chano Urueta y protagonizada por Crox Alvarado, Wolf Ruvinskis y Miroslava Stern, La Bestia Magnífica cuenta la tragedia de dos amigos que entran en el mundo de la lucha libre con el fin de volverse ricos y famosos, pero la intervención de una ambiciosa mujer termina con su amistad y da otro rumbo a sus vidas.

 

El director Chano Urueta comenzó su carrera en Hollywood con la película silente El destino (1929), y el cortometraje sonorizado Gitanos (1930). Incursionó en la industria cinematográfica mexicana influenciado por el director soviético Serguéi Eisenstein y el político e intelectual mexicano José Vasconcelos.

 

De entre su prolífica carrera como director destacan sus adaptaciones al cine de grandes obras de la literatura universal, entre ellas: El escándalo (1934), Clemencia (1935), Hombres de mar (1938), Los de abajo (1940), El conde de Montecristo (1942), y El Corsario Negro (1944).

La cinta obtuvo dos premios Ariel, uno para Jorge Bustos a la Mejor Edición de Cine y el otro para José Elías Moreno como Mejor Actor de Reparto por su interpretación de “Maravilla” López.

 

Dos grandes figuras del pancracio sobresalen en el clímax de la película: Rito Romero, quien dobla a Crox Alvarado en las escenas de riesgo,

Y Enrique Llanes, quien interpreta al campeón a vencer.

Esta es una película indispensable para los amantes del cine de luchadores.

Advertisements
Anuncios