Daniel Day-Lewis, tres veces ganador al Óscar –único en conseguir la hazaña hasta el momento– ha anunciado su retiro oficial de la actuación a los 60 años de edad.

El actor de origen británico, comunicó la decisión a través de su publicista y vocera, Leslee Dart para Variety, que lee lo siguiente:

Daniel Day-Lewis dejará de trabajar como actor. Él está inmensamente agradecido a todos sus colaboradores y audiencias a través de tantos años. Esta es una decisión personal, de la que ni él ni sus representantes volverán a hacer comentarios futuros respecto al tema.

El comunicado no especifica más razones de la drástica toma de decisión de su retiro.

Day-Lewis ha sido nominado en un total de cinco oportunidades al Premio Óscar, y es reconocido como el único actor en la historia del prestigioso galardón, en haberse alzado con la estatuilla dorada como Mejor Actor en tres ocasiones: My Left Foot: The Story of Christy Brown (1989), There Will Be Blood (2007) y Lincoln (2012), en la que con solidez interpretó al ex presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln. También se ha llevado a casa dos Golden Globes y cuatro BAFTAs. Dicho sea de paso, la biopic es la ocasión más reciente en la que pudimos ver al oriundo de Londres, Inglaterra, agraciar la pantalla grande. Sin embargo, no será la última.

Su profunda y apasionada dedicación al séptimo arte, agraciará las salas de cines por última vez con Phantom Thread (su distribuidora Focus Features todavía la maneja con título oficial por confirmar), un drama ambientado en el mundo de la moda de los años 50, en donde un diseñador de modas (Day-Lewis) es asignado para trabajar con miembros de la alta sociedad y la realeza. El filme –actualmente en etapa de post-producción– lo reúne con el director de There Will Be Blood, Paul Thomas Anderson, encargado además, de escribir el guion de la cinta que tiene calendarizado su estreno para el 25 de diciembre de este mismo año. La fecha la posiciona como candidata a la próxima temporada de premios que culminará con el Óscar en 2018. Su publicista afirma que el actor planea hacer la promoción de dicho film.

Day-Lewis optó por un retiro del cine anteriormente a finales de los años 90, aunque fue descrito como un “semi-retiro” del actor, que le permitiera regresar a una de sus pasiones: la carpintería. Tras cinco años, fue el cineasta Martin Scorsese quien lo persuadió para regresar a sus labores. La película en cuestión fue Gangs of New York (2002), en la que dio vida al líder de la banda Bill the Butcher Cutting. El papel le significó su tercera nominación al Óscar.

Durante casi cinco décadas de dedicación al séptimo arte, las grandiosas intervenciones de Day-Lewis se han caracterizado por ser increíblemente variadas, conmovedoras y convincentes. Desde su debut (en rol sin acreditar) como un chico vándalo en Sunday Bloody Sunday (1971), hasta magníficas apariciones en The Last of the Mohicans (1992), The Age of Innocence (1993), In the Name of the Father (1993), The Crucible (1996), The Ballad of Jack and Rose (2005), escrita y dirigida por Rebecca Miller, esposa del actor. Ambos viven en Irlanda.

Paul Thomas Anderson escribe y dirige la última cinta en la carrera actoral de Daniel Day-Lewis.

 

El indudable talento de Day-Lewis ha tocado profundamente a sus colegas y la audiencia, al mismo tiempo que ha transformado a la industria cinematográfica, regalándonos un excelente cuerpo de trabajo que no se puede ignorar.

¡Gracias Daniel!

Advertisements
Anuncios

Tagged: