Explicación de la salida del director de Deadpool 2

| |

Una de las noticias más sorprendentes estos días dentro del universo cinematográfico desarrollado por Marvel Studios es la salida de Tim Miller como director de la segunda parte de Deadpool. En un primer momento indicamos que la razón fueron las diferencias creativas con el protagonista Ryan Reynolds.

Ahora, tenemos noticias profundizando más sobre la disputa entre el cineasta y el actor durante la producción. De acuerdo al medio The Wrap, no se ponían de acuerdo en cuanto al tono de la película ni tampoco en cuanto al actor para interpretar el personaje de Cable, la gran novedad en el nuevo proyecto.

how-the-deadpool-budget-stacks-up-to-other-superhero-movies

El medio apunta a que el director quería una película más estilizada, mientras que el actor quería continuar con el mismo tipo de humor gamberro y obsceno de la primera parte, incluso aumentando el nivel. También afirman que en cuanto a la decisión del actor para el nuevo héroe compañero del Mercenario Bocazas, el cineasta quería a Kyle Chandler (El Lobo de Wall Street, 2014), algo con lo que el protagonista no estaba de acuerdo. El estudio decidió ponerse de parte de Ryan Reynolds, que cabe destacar que también pidió mayor poder de decisión cuando negoció el contrato para la segunda película, algo que tanto el director como el propio estudio estuvieron de acuerdo en darle. Está claro que el protagonista es el nombre principal de la producción.

Por otro lado, de entre los muchos comentarios sobre la salida del director del proyecto destaca quizás el que hizo en la red social el cineasta James Gunn, responsable de películas como Guardianes de la Galaxia, y su segunda parte.

Verdaderamente disgustado sobre el abandono de Tim Miller de Deadpool, comienza el realizador. "Hizo un trabajo asombroso con la primera; me hubiese gustado ver qué iba a hacer después.

Lo cierto es que después de una magnífica primera película, lo mejor es que el director también estuviera a los mandos de la segunda. Todavía no está claro quien dirigirá el proyecto, que en estos momentos está en fase de pre-producción. Todo parece indicar que comenzará el rodaje en 2017.