La Ley de Herodes

Festejos patrios, celebrando nuestra independencia

} Ya estamos listos todos los mexicanos fiesteros para celebrar con bombo y platillo una de las fiestas nacionales más importantes,

¿Intento de censura contra “El infierno”? - Ha sido clasificada sólo para mayores de 18 años

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=suJTY94dH1I&feature=player_embedded&w=640&h=380]

La controvertida película sobre política y narco: “El infierno”, cinta de Luis Estrada protagonizada por Damián Alcázar, Joaquín Cosio y Ernesto Gómez Cruz ha recibido clasificación para mayores de 18 años (C), decisión tomada por RTC justo en la semana de su estreno

Juanito y la Ley de Herodes

Damián  Alcázar en la Ley de Herodes
Damián Alcázar en la Ley de Herodes

Festejar no implica dejar de ser objetivo. Y si bien es cierto que hoy es un día para festejar lo que somos, también es un día para pensar... y quizás soñar que podemos ser mejores.

En la semana, Ricardo Alemán en su columna Itinerario Político del Universal, escribía sobre las similitudes entre Juanito y la película de Luis Estrada La ley de Herodes. Juanito es hoy por hoy la figura más  popular de la política mexicana: la síntesis de nuestros vicios, de nuestra corrupción, de nuestra mediocre clase política. También es un hombre como muchos de nosotros: el hombre sencillo que quiere llegar, que quiere dejar de ser... aunque en el camino corrompa sus más esenciales valores.

Alemán apuntaba - acertadamente- las más evidentes semejanzas de la historia ficticia de Juan Vargas -interpretado magistralmente por Damián Alcázar en la película- con la de Juanito - que ni se llama Juanito en realidad y siempre habla de sí mismo en tercera persona.  Tristemente van más allá de nombre:

La Ley de Herodes. Lo que nos dejó la Revolución...

 

La Ley de Herodes, México (1999)

  • Dir. Luis Estrada
  • Reparto: Damián Alcázar, Pedro Armendáriz Jr, Leticia Huijara, Delia Casanova, Isela Vega, Manuel Ojeda, Juan Carlos Colombo, Ernesto Gómez Cruz, Salvador Sánchez, Evangelina Sosa.

[rating:5/5]

La Revolución Mexicana -la primera gran revolución social del siglo XX- es hoy para los mexicanos más un mito que un verdadero referente histórico. Y no porque no represente un momento particularmente importante en la construcción de nuestro México contemporáneo, sino porque la visión que quedó en el imaginario colectivo es mucho más idílica que fiel a la verdad histórica.

En este proceso, las construcciones culturales acerca de la revolución y sus protagonistas fueron revestidas de un heroicismo más de cartón que verdadero. La cruenta lucha que dejó al país sumido en las enfermedades, el hambre y la pobreza - además de la muerte de casi un millón de personas- queda registrada en el cine en la romántica unión de pistoleros con "entronas" soldaderas. Dentro del cine mexicano, la Revolución Mexicana es todo un género, contruido para el enaltecimiento de nuestros héroes, con historias que van del romance al drama, enmarcadas en tomas muy hermosas de nuestro México rural, pero con muy poco sustento histórico verdadero.

Y si el asunto político es poco tratado en el cine, es todavía más raro hablar de la herencia revolucionaria en este rubro en particular. Algunas películas lo intentaron como La sombra del Caudillo (1960) que sufrió la censura y solo pudo ser proyectada muchos años después. Y es que en realidad ¿qué podría decirse de la clase politica emanada de la revolución institucionalizada? nada bueno, ni entonces ni ahora.