Tres grandes adaptaciones de cómic que no son de superhéroes

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

No cabe duda de que las adaptaciones de cómics al cine están protagonizadas por las películas del universo heroico, pero la verdad es que las viñetas de otros géneros han sido, están siendo y serán adaptadas a la gran pantalla siempre, porque con el paso del tiempo esta plataforma se ha convertido en una de las grandes fuentes de inspiración para el séptimo arte junto con los libros, y algún día, los videojuegos.

Porque nos gusta Guardianes de la Galaxia, nos gusta El Caballero de la Noche, pero hay mucho más en los cómics que quizás no destaca tanto porque primero las viñetas en las que se basa puede que no sean tan populares, lo que resulta en una película que tampoco es tan popular. Sin embargo, eso no quiere decir que no sean buenos productos, muchos mejores que precisamente las películas del universo heroico.

Presentamos tres adaptaciones de cómics que no son de héroes ni heroínas.

3. Scott Pilgrim vs. The World

El director Edgar Wright está considerado como uno de los mejores del cine actual precisamente por películas como esta. La verdad es que muchas de las películas que ha dirigido son muy buenas, pero esta es especial entre todas, aunque ciertamente quizás no ha tenido el reconocimiento que sí tienen otras, que para muchos no son mejores.

Esta película no se basa en un único cómic, sino que se basa en una serie de cómics que llevan por título Scott Pilgrim y que fueron publicados entre los años 2004 y 2010 bajo la mano de Bryan Lee O’Malley, siendo una de las sagas de viñetas más exitosas de la década de los 2000. La película no ha llegado a tanto, pero es realmente genial.

2. Blue Is the Warmest Color

Esta es una de las mejores películas francesas de la década actual, una obra maravillosa del director Abdellatif Kechiche sobre la homosexualidad, el erotismo, la adolescencia, y todo lo que eso conlleva. Entre otros premios, consiguió la Palma de Oro en el Festival de Cines de Cannes 2013. Pero, ¿y cual es el cómic en el que se basa?

Blue Is the Warmest Color es el título de la obra de viñetas en la que se basa esta película. Escrita por Julie Maroh, fue mucho más revolucionaria que la película, que también lo fue de alguna forma, estando considerada como la primera gran obra del cómic lésbico en el siglo XXI.

Como curiosidades cabe destacar primero que la película es una adaptación libre, porque ciertamente no tiene casi fidelidad al cómic, y segundo que la escritora del cómic reniega completamente de la película.

1. Oldboy

Es importante diferenciar, antes de hablar del cómic, de las películas con el mismo título estrenadas en 2003 (la buena) y en 2013 (la innecesaria, por llamarla de alguna forma). En este caso hablamos de la de principios de la década pasada, que es una maravilla cinematográfica del director que sigue sorprendiendo, Chan-wook Park.

El cómic tiene el mismo título que las películas. Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi no son solo los escritores de esta maravilla de viñetas, sino también dos exponentes de los cómics orientados al público adulto donde caben todo tipo de géneros, pero que tienen su propia distinción frente a otros cómics.

Como curiosidad, es importante mencionar que la película no respeta el argumento del cómic, simplemente la premisa, pero que no tiene ciertamente demasiada importancia porque tanto una obra como la otra son dos genialidades.

Fuente: Cinemanía

 

Advertisements
Anuncios