Los guionistas de la segunda película del mercenario bocazas, Paul Wernick y Rhett Reese, han respondido en muchas ocasiones que a la pregunta de si esta nueva producción preparará el camino para la introducción de los X-Force en el universo cinematográfico. Pero estos días han sido más claros que nunca en CinemaBlend.

Estamos intentando no pensar demasiado X-Force. Es una trampa en estas películas usar la película actual para preparar la siguiente. Mantenemos en mente que habrá una próxima película, estamos intentando establecer los personajes que habrá en la próxima película, pero esa no es nuestra meta principal. Nuestra meta principal es contar una historia de Deadpool de forma emotiva, divertida y satisfactoria. Y entonces está el hecho de estar preparando algo para el futuro. No vais a ver eso porque no es lo nuestro.

A pesar de que sería bastante interesante que de alguna forma preparara el camino para la próxima película, pensamos que los guionistas tienen razón, que lo que verdaderamente es importante es el mercenario bocazas, que cuenta una buena historia, que nos guste, como la primera película, y lo demás ya vendrá.

Por eso, tenemos tres razones para apoyar la idea de los guionistas.

3. Para esto está la siguiente película

La primera razón para no preparar la siguiente producción es que para eso está precisamente la siguiente producción, o en todo caso las escenas durante los créditos, tan habituales en las películas de La Casa de las Ideas. No es necesario de ninguna forma gastar tiempo de película que podría utilizarse mejor contando una historia, introduciendo personajes, o haciendo referencias, a algo que todavía no existe.

La primera película fue maravillosa, con ella no trataron de preparar nada para la segunda ni tampoco para ninguna otra película, simplemente en la escena durante los créditos el personaje protagonista confirmaba que habría una segunda. Eso es lo que queremos. De ninguna forma será repetitivo, porque no se trata de una historia, no se trata de una estructura, se trata simplemente de una idea.

2. Deadpool es diferente

El mercenario bocazas es un personaje que ha alcanzado una gran fama desde que comenzó como villano en los cómics hasta el estreno de su propia película gracias en gran parte a que es diferente a los demás, hace lo que quiere, cuando quiere, y no se atiende a ninguna regla, a ningún acuerdo. Es políticamente incorrecto, malhablado, a veces bueno, a veces malo. Es como es, es como quiere ser.

Si hiciera lo que hacen otras películas, preparar la siguiente, dejaría quizás de ser tan diferente. No es necesario que nos presenten a Cable o a Domino simplemente para preparar la nueva producción. Queremos que cuando lo hagan de verdad tengan su historia en la película, pero que esté por encima de todos Deadpool.

1. Ya lo están haciendo

Una cosa es no preparar el camino para la siguiente película, y otra es no traer ninguna novedad. Personajes como Cable y Domino forman parte del grupo X-Force, por lo que de alguna forma su introducción prepara el universo cinematográfico de La Casa de las Ideas para la llegada de este equipo de fuerzas especiales. Por lo que tampoco es que no vayan a adelantar nada sobre el futuro, pero manteniendo siempre su estilo.

Es decir, no es necesario que la llegada de ambos personajes traiga problemas al mercenario bocazas del tipo de un villano terrible que trata de atacar la tierra, pero primero envía a sus secuaces y en la siguiente película se enfrentan a él. Lo que de verdad queremos es que estos dos personajes, aliados de alguna forma del protagonista, lo ayuden en sus historias como otros personajes en la primera película.

Advertisements
Anuncios

Tagged: