Lo cierto es que el medio del espectáculo, y en especial el cine, es como estar en el agua: En el momento en que dejas de moverte, es cuando comienzas a hundirte. Y quizà uno de los casos más palpables que hemos visto en este año, es el de Yalitza Aparicio, quien está a punto de entrar a uno de los terrenos más riesgosos del Séptimo Arte.

Estamos ya a casi un mes de que se cumpla el primer aniversario del estreno de Roma, en donde esta estrella pasó del màs absoluto anonimato a convertirse en una de las grandes estrellas a nivel internacional. El que esta cinta tuviera una difusión muy limitada, y su subsecuente nominación al Oscar, lograron que el nombre de la actriz estuviera en boca de todos durante todo el resto del año, y una buena parte del siguiente.

Pero hasta ahora, no se ha vuelto a saber nada de ella, tras de que al principio del 2019, tras de tener varios meses rechazando a varios directores, anunció que estaba estudiando un proyecto, sin que se haya vuelto a saber nada hasta ahora.

A menos que la actriz se lance a algún proyecto antes de que acabe este año – y tiene que ser algo realmente muy bueno – está exponiéndose a caer en el olvido, pues si bien es cierto que existían varios directores interesados en darle una oportunidad, al final un rechazo continuado acaba con el entusiasmo de cualquiera. Cierto es, una actriz de ese nivel debe de ser selectiva, pero también necesita trabajar, para mantenerse vigente, que en este medio, es vital.

Advertisements
Tagged: