Las dos series más populares actualmente en televisión son Game of Thrones y The Walking Dead, dos productos muy diferentes, cada uno con su público, aunque muy bien repartido y también compartido, que en un principio no tienen absolutamente ninguna relación. Pero realmente hay varias cosas que tienen en común.

Algunos ejemplos puede ser su tremendo éxito, siendo dos de las series que mejores críticas tienen así como siendo los mayores éxitos de audiencia, aunque en el primer caso gana con diferencia la serie de HBO, así como en el segundo parece que gana la serie de AMC, principalmente porque pertenece a una cadena de más fácil adquisición.

Cinco cosas en común entre ambas producciones televisivas.

4. Muertos vivientes

La serie protagonizada por el personaje de Rick Grimes es obviamente sobre los muertos vivientes, son el principal y realmente único tema en todas las temporadas, dejando a un lado claro las relaciones personales entre las diferentes comunidades que tratan de sobrevivir a la caída de la civilización con la llegada de estos monstruos.

Sin embargo, la verdad es que de alguna forma también existen muertos vivientes en la serie protagonizada por el personaje de Jon Snow. En este caso se llaman Los Caminantes Blancos. También reviven después de morir, pero tienen la particularidad de que no reviven solos, sino que tienen que revivirlos como parte del ejército de muertos vivientes/caminantes blancos.

3. Los cobardes

No tiene razón de ser que precisamente los más cobardes de ambas series sean personas con sobrepeso, pero realmente es así. En la serie de AMC es Eugene quien engaña a quienes lo salvan, a sus amigos, para mantenerse con vida. En los recientes episodios parece que está del lado de los villanos, mostrando que todavía puede ser más cobarde. Todo parece indicar que cambiará, en algún momento ha demostrado ser valiente.

Es un caso parecido al de Sam en la serie de HBO, aunque son muy diferentes. Sin embargo, también es un personaje con sobrepeso, muy cobarde, pero que también ha demostrado que puede ser muy valiente.

2. Las madres

Las madres de familia son siempre un parte muy importante de cualquier historia, y una de las que tienen en común ambas series. En primer lugar, The Walking Dead tiene como nombre principal a Lori, la mujer de Rick y madre de Carl. Desde el principio es muy importante y protagonistas de las principales tramas, pero pasa a un segundo plano hasta que muere.

En Game of Thrones el papel de Catelyn Stark no es tan protagonista quizás, aunque realmente tiene mucha importante a lo largo de las temporadas en la que está, aunque su final es el mismo y también muere. Las dos son muy importantes en cada uno de los episodios, y su muerte también afecta de forma importante a las dos series.

1. Los niños/niñas

En ambas ficciones televisivas hemos conocido niños que se han hecho mayores, convirtiéndose en protagonistas de la historia, sufriendo de alguna forma esa pérdida de la infancia, y pronta madurez que por supuesto ha afectado a sus personalidades, así como a sus relaciones con sus familias, amigos y también enemigos.

En la serie de muertos vivientes el mejor ejemplo es Carl Grimes, el hijo de Rick Grimes, que cuando empezó la historia era un niño tímido y bastante miedoso, y ahora es un guerrero, un pistolero, que no teme a nada. En la serie de la edad media tenemos como ejemplo a Arya Stark, que ha pasado de una niña bastante curiosa a una espadachín, y posteriormente a una asesina, quizás la más temible de su familia.

Advertisements
Anuncios

Tagged: