Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Patricio Valladares, para quienes aún no están familiarizados con él (pero lo estarán muy pronto) es un productor, escritor y director de cine, proveniente de Chile.

Tras iniciar su carrera como audiovisual, ha dedicado la mayor parte de ella al género de terror. Realizó los cortometrajes Aberración (2001) y Phone (2006), y posteriormente se lanzó a escribir y dirigir su opera prima, Currículum (2006).

Aunque no tuvo mucho auge en su país de origen, debido a que el gore no es un género particularmente masivo en Chile, el film vendió sus derechos para tener su remake en Alemania. El realizador nos compartió una anécdota sobre este acontecimiento tan relevante en su carrera, durante una entrevista concedida en exclusiva para Cine3.

Patricio Valladares nos comparte anécdotas sobre su trayectoria en cine y nos habla de su más reciente producción, Nightworld.

 

Dentro de muy pocos días, Valladares debutará en cartelera estadounidense, el filme de terror Nightworld, protagonizado por Jason London y Robert Englund, actor emblemático del cine de género, por su interpretación como el escalofriante Freddy Krueger.

La película llegará a diez ciudades en Estados Unidos este viernes 20 de octubre, por lo que te recomendamos estar muy pendiente de la cartelera en tu localidad.

“Recuerdo que cuando vi Robocop, quedé impactado. La violencia gráfica, era como leer una historieta. Después me metí a leer cómics como Conan el Bárbaro, entre otros; y pasé gran parte de mi adolescencia escuchando [géneros musicales como] Death y Trash Metal. Las carátulas y las letras de las canciones eran sobre historias de terror o algo bien truculento.

“Después llegaron en los videoclubes, películas de gore italiano y gore alemán. También, de manera no legal, tenían VHS de cine indy de terror gringo. Entonces fue una vertiente de contenido de cine de género, que me cautivó, y pensé: ‘Esto no es tan complejo o caro como filmar Robocop, así que podría partir por esto para llegar a filmar películas grandes’”.

— ¿Cuáles dirías que son tus influencias?

“Para mí es la televisión, las historietas y la música. También me encantan las historias o chismes que me cuentan. Soy una persona con mucho humor negro, y eso me ayuda mucho a tomarme las cosas de forma liviana, así que siempre tengo un mix de influencias. De la pintura, nada, pero sí me gustan mucho los lugares y espacios. También me considero un cinéfilo antes que un filmmaker”.

— El género de terror aún no es tan masivo dentro del cine chileno, como sí lo es el melodrama o las comedias —por nombrar algunos ejemplos—. ¿Cómo ha sido tu experiencia en este sentido con tus producciones en tu país?

“Es muy complicado, ya que en toda Latinoamérica, las comedias son las que llenan las salas, son las películas comerciales más rentables. Me encantan las comedias, sobre todo las comedias negras, pero existen muy pocas. Pero son las que en términos comerciales, mejor retorno de inversión entregan. Es un área más segura que el cine melodrama, que siempre ganan sólo festivales, pero al chileno promedio no les importa nada. Este último es el que más aporte y ayuda recibe del gobierno o cancillería. Yo lo llamo cine de cancillería o embajada.

“Para mí, el cine de género tiene muchos pros y contras. Acá aun es mal visto dentro de la audiencia promedio, porque cuesta luchar contra el cine de Hollywood. Pero es un tema que pasa en todo el mundo. Pero ahora existen muchas más producciones de género en Chile y en Latinoamérica en general; el problema es actualizar los canales de distribución.

“En mi caso, me ha costado mucho poder filmar películas de género en Chile. Filmar en el extranjero y en inglés se me ha hecho más fácil, y obviamente me da más visibilidad en el mapa”. 

 

— Cuéntanos una anécdota sobre tus inicios en el mercado anglosajón…

“Te contaré la primera anécdota. Con mi novia, viajé a Fantasia, un festival muy importante sobre cine de género fantástico y terror. Llegamos a Montreal y una chica del staff del festival me recibe en el aeropuerto y me dice: ‘¿Tú eres patricio de Hidden in the Woods?’.  ‘Sí, ese soy yo’. ‘Es que un jurado te anda buscando’.

“Lo primero que pensé es que me querían linchar (ríe). Entonces me junto a comer con este tipo que era el jurado. Él estaba con su señora, y yo sentado en el restaurante del hotel con mi novia, y hablamos largo rato con mi ingles básico, sobre mi película, y me dice lo tanto que le gustó y que quiere comprarla…

“A lo que le digo: ‘Muchas gracias, pero no te la puedo vender. Mira, es que en Chile aún no se edita en DVD, y afuera no sé si la pueda vender’. Entonces este tipo se ríe y me dice. ‘No… Lo que quiero es comprar los derechos para hacer un remake de tu película. Yo quiero ser el actor protagónico y ser el productor. Puedo conseguir el dinero para rodar dentro de unos seis meses’. Entonces todo cambió, y miré al tipo con otros ojos… mientras le decía a mi novia en español, ‘¿Puedes googlear a este señor? Es que no sé quién es”

“Y me muestra el celular, y era Michael Biehn de Terminator. En ese momento dije, ‘Oh, cómo pasó el tiempo’. Bueno, y así salió todo. Es una anécdota que siempre cuento. Michael Biehn me ayudó mucho en poder entrar al mercado anglosajón. La película salió por Sony Pictures Home Video, una vitrina espectacular en Estados Unidos”.

— Algunos de tus filmes, como tu ópera prima Currículum, En las afueras de la ciudad, Downhill y actualmente Nightworld, han recorrido el circuito de reconocidos festivales alrededor del mundo como Cannes, Fantasia, Frightfest, Mórbido, Sitges, entre muchos más… ¿cómo ha sido la experiencia? ¿La consideras enriquecedora para tu carrera?

“Obviamente, Fantasia y Frightfest son festivales que me han ayudado mucho en mi carrera, sin estos festivales no sé qué hubiera pasado. Por ejemplo, Alan Jones y Paul McEvoy, ya me consideran su director latino favorito en su festival. Ya llevo tres películas mías que se proyectaron en su festival: En las afueras de la ciudad, Downhill y Nightworld, fueron proyectadas y generan mucho interés y prensa especializada.

“Mórbido yo lo quiero mucho. Pablo Guisa es un tipo creativo, siempre entrega lo mejor de su festival a sus invitados y público. Es un festival único en México, y bueno, en toda Latinoamérica.

“Sobre Fantasia, siempre agradezco a Mitch Davis, es una gran persona y un tipo cool. Si estás leyendo esta entrevista, te doy por recomendados estos festivales. Sitges es uno de los más grandes que existen en Europa también. ¡El año pasado exhibió dos películas mías en el mismo festival!”.

El cineasta Patricio Valladares y el actor Robert Englund en el rodaje del film de terror, Nightworld.

 

— Hablando de Nightworld, tu más reciente película, contigo a la cabeza del proyecto y Robert Englund como parte del elenco… ¿Es seguro asumir que estamos frente a una feroz pieza de cine?

“(Risas) Mira, te diré una cosa, es mi mejor película según el crítico ingles Kim Newman. La crítica creo que está siendo favorable; la están considerando como la The Beyond búlgara.

“Me tiene muy contento todo lo que está pasando con esta película. Loris [Curci] y Magi [Halvadjian], los productores, me dieron todas las herramientas de filmación y set para filmar esta película, por lo que siempre estaré agradecido.

“Es mi película más académica desde el punto de vista narrativo y cinematográfico. La fotografía a cargo de Pau Mirabet y el montaje por Luis de la Madrid.  Robert ya está haciendo lo suyo, que es generar una expectativa muy grande, piensa que esta es la primera película de producción búlgara que se estrena en cines de USA, es un estreno limitado de 10 ciudades, ¡y con Freddy Krueger! Con lo competitiva que es la industria en Estados Unidos, es un gran mérito para nosotros. Es un film que se quema lento; es una película muy madura, según mi opinión. Espero que a la audiencia le guste”.

— Imaginamos que por haber crecido en los años 80 y ser fan del terror, Robert Englund significa algo especial para ti… ¿Cómo fue tu experiencia al dirigirlo en Nightworld?

“No te lo imaginas, ya vengo de haber trabajado con Michael Biehn, William Forsythe en Hidden in the Woods; y de pronto me dicen que voy a filmar con Robert Englund. ¡Mi cabeza explotó! Son actores que formaron el interés de muchos en la década de los 80. Soy de los que se criaron con estos actores y directores, como Richard Donner, Paul Verhoeven, John McTiernan con sus pelis en la televisión.

“Además, Robert fue una persona muy agradable para dirigir y trabajar. Rápidamente entendió mi forma de trabajar, que es muy visual, y hablamos de historietas y de cine contemporáneo y de nuestra fascinación por las pelis Green Room y Blue Ruin. Yo estoy muy contento de haber trabajado con una persona como Robert. Dejar de ser el fanboy para convertirnos en colegas”. 

Patricio Valladares en el rodaje de Nightworld.

 

— Nightworld arribará a cartelera en Estados Unidos el próximo 20 de octubre, además de ser proyectado como parte del Mórbido Fest celebrado en la Ciudad de México durante el mismo mes. ¿Cuándo podremos verla en salas de cines en el resto de territorio Latinoamericano?

“Gravitas Ventures está haciendo un muy buen trabajo. Estará en cines en diez ciudades de Estados Unidos; no sé aún cuántas salas, ¡pero está buenísimo! Luego estará pronto en VOD. Sobre cuándo esté en salas de cine en Latinoamérica, es una pregunta la cual no soy la persona adecuada para responder. La distribución es una ciencia que no soy experto, pero espero que ya a fines de año. ¡Así que no se pueden perder la proyección de Nightworld en Mórbido! ¡Estará buenísimo!”.

— Nos sentimos intrigados por proyectos a futuro, como Snowdevil y Breath, de los que de momento sabemos muy poco más allá de la participación de un viejo colaborador tuyo, Barry Keating, como guionista. ¿Qué nos puedes compartir sobre ellos?

“Estos proyectos con Barry, son nuestras películas personales. No tienen nada que ver con cine de terror o género… Más no puedo contar, pero estamos escribiendo y escribiendo para llegar a algo que logre nuestras expectativas e intentar dejar conforme al espectador, que cada día está más exigente”.

— ¿Es el género de terror la escena en la que deseas continuar enfocando tu carrera o deseas incursionar en algún otro género? De ser así, ¿en cuál?

“El terror es un género que me apasiona, básicamente porque lo puedes hacer con muy poco presupuesto o con mucho; lo importante es una buena premisa o idea. Pero para serte franco, el cine de acción y el de humor negro también me sienta muy bien. Todo género donde me pueda desenvolver de manera visual, y manejar una violencia visual amplia me llama la atención”. 

— La pregunta obligada para un cineasta y el momento de confesarse. ¿Por qué haces películas?

“Mira, yo quería dedicarme a las historietas, pero me di cuenta que es un mundo medio solitario, porque tienes que estar dibujando en una habitación. Y el cine circula mucha gente en las filmaciones, además vas a festivales, fiestas, viajas por el mundo. Es muy entretenido, pero ¡también duro! ¿Por qué hago películas? Porque me encanta contar historias”.

Jason London y Robert Englund protagonizan el más reciente film de terror de Valladares, Nightworld.

 

Por último, ¿algunas palabras para nuestros cinéfilos lectores de Cine3?

“Espero que disfruten Nightworld, dirigida por un chileno, filmada en Bulgaria con un crew/cast internacional. Y como dijo Robert Englund, [con] uno de los guiones más espeluznantes que ha leído en mucho tiempo”.

 

Nightworld llega a cines en Estados Unidos este viernes 20 de octubre, unos días más tarde, se proyectará como parte de la décima edición del Mórbido Fest en la Ciudad de México.

Tráiler en versión original:

 

 

Advertisements
Anuncios