Stephen King es un amante del cine y de las series de televisión, por lo que no es poco habitual verlo comentando las producciones que más le gustan públicamente. Esto mismo acaba de hacer con una serie que está llamando mucho la atención en Netflix. El aclamado escritor publicó un tuit dando su opinión sobre la misma, recomendando a cualquiera que le eche un vistazo.

► Stephen King recomienda Marianne

«Si eres uno de esos locos – como yo – que disfruta en ser asustado, Marianne (Netflix) lo hará. Tiene destellos de humor que te sonarán un poco a Stranger Things. También tiene (lo digo con toda la modestia) un poco de Stephen King también».

Ahora, sabiendo que muchos de nuestros lectores conozcan esta ficción, repasemos su sinopsis y tráiler.

Marianne sigue a una autora con una exitosa novela de terror. Un día, se da cuenta de que las historias de terror que escribió se hacen realidad, por lo que tendrá que volver a su pueblo natal para enfrentarse a los demonios de su pasado. Durante su regreso, descubre que el espíritu maligno que la acecha en sus sueños haciendo su vida imposible, también está sembrando el caos en el mundo real. El espíritu que le ha acechado desde la infancia es Marianne, una bruja que se incorpora en las almas de sus presas.

Continuando con las recomendaciones de King, no hace mucho hizo lo propio con Black Summer, que puede verse en la misma plataforma streaming.

«Justo cuando crees que ya no queda más miedo en los zombis, llega esto. El infierno existencial en los suburbios, te cala hasta los huesos».

Y hablando de adaptaciones de sus libros, y siguiendo con Netflix, próximamente se estrenará In the Tall Grass, una película basada en un relato corto de King.

Becky y Cal Demuth son una hermana y un hermano inseparables. Juntos realizan un viaje, en el que acaban encontrándose con un vasto campo en Kansas. A un lado de la carretera escuchan a un niño llorar, pidiendo ayuda a gritos. Al internarse por ese insondable campo de hierba, en cuestión de minutos los hermanos se desorientan y se pierden, más profundamente de lo que parece posible. Los gritos del niño se vuelven cada vez más desesperados. El campo parece tener vida propia, un espacio donde las distancias son incalculables, y en el que habita una ominosa presencia. Pronto descubren que no hay escapatoria.

Advertisements
Anuncios

Tagged: