Avisamos de que esta nota puede contener spoilers de Avengers: Endgame.

Acaba de estrenarse la más reciente película de Marvel Studios, que parece que supondrá la última de Robert Downey Jr. Lo parece porque Iron Man muere, pero podría volver a aparecer si es resucitado o si una nueva producción está ambientada antes de los sucesos de esta. Nunca se sabe lo que puede suceder pero, de nuevo, parece que el actor no continuará en el MCU. Parece que va llegando el momento de que los nuevos actores/nuevos superhéroes tomen el relevo de los antiguos. Y lo mismo con las actrices/superheroínas. Lo de Tony Stark tiene sentido porque él fue uno de los que comenzó todo esto pero, ¿y el Doctor Strange y Black Panther?

Porque THR informa que tanto Benedict Cumberbatch como Chadwick Boseman solo tienen una película más en sus contratos con el estudio, que serían las secuelas de sus producciones individuales. Pero, ¿y después de eso? No parece que vayan a marcharse pues podría decirse que apenas están comenzando en este universo cinematográfico. No obstante, sí que tendrá que haber una negociación para que se firmen nuevos acuerdos y ambos actores continúen. Parece que no hay problemas entre ninguna de las partes por lo que es de suponer que no habrá inconvenientes para que eso suceda.

Respecto a las secuelas mencionadas, en este momento no se sabe mucho, y menos oficialmente. En cuanto a Doctor Strange 2, hace unos meses, Scott Derrickson, director de la primera película y también de esta segunda, insinuaba la presencia de Namor en la misma. Pero no está confirmado. En cuanto a Black Panther 2, más allá de que tanto Boseman como Letitia Wright se desmarcaron de decir nada hablando de Endgame, no hace mucho, la actriz Angela Bassett, que tuvo un papel en la primera película, comentó esto respecto a la posible vuelta del villano Killmonger:

Todo el mundo regresará para la secuelaAsumiría que Michael B. Jordan también“.

Al mismo tiempo, su marido, el también actor, Courtney B. Vance, respondió esto:

¡Sí, adelante, dilo, sí! Todo el mundo estará allí, incluido Michael B.

Técnicamente, no lo vimos acabar en el océano“.

Más información

Continuando con Cumberbatch y Boseman, también tiene otros proyectos  más allá del MCU. El primero tiene en post-producción la primera temporada de Good Omens.

Es la adaptación televisiva basada en la novela fantástica de «Good Omens: The Nice and Accurate Prophecies de Agnes Nutter» de Terry Pratchett y Neil Gaiman, que producirá la ficción. La historia se sitúa en el año 2018, cuando el Apocalipsis y el Juicio Final se acercan para destruir a la humanidad. Los ejércitos del Bien y el Mal se agrupan, la Atlántida está resurgiendo, llueven sapos y los ánimos están alterados. Todo parece camino a la destrucción, sin embargo, el ángel Aziraphale y un demonio llamado Crowley que han vivido entre los simples mortales de la Tierra y han convivido como ellos se unen para encontrar una solución.

Y la película Ironbark.

Greville Wynne es un un ingeniero eléctrico que es reclutado por el MI5 para convertirse en un espía. Lo cierto es que la situación demanda gente de su profesión. Estados Unidos y Rusia se encuentran inmersos en una Guerra Fría que promete cambiar el mundo para siempre. Cuando la crisis de los misiles cubanos promete inclinar la balanza a favor del país soviético, Wyenne comienza a trabajar en consonancia con la CIA para darles información sobre el plan que tienen en marcha los rusos, una misión que estará repleta de peligros.

El segundo tiene en post-producción 21 Bridges.

Un policía de Nueva York ve la oportunidad de redimirse de su pasado cuando descubre que algunos compañeros de comisaría están implicados en una serie de asesinatos. El agente inicia entonces una brutal persecución con el fin de encontrar a los culpables. Por primera vez en la historia de Manhattan, nadie puede entrar ni salir de la ciudad porque los diecisiete puentes de la metrópoli también están bloqueados.

Tagged: