Al pensar en Wes Craven, se nos viene a la mente un cineasta que siempre empleó ideas originales y revolucionarias, que presentaban un cierto reto para la audiencia.

A pesar que Craven descubrió una fórmula funcional en el género de terror, nunca se conformó y continuó descubriendo modos de transformar continuamente al género, manejándolo a su merced.

Su muerte en agosto de 2015 a causa de cáncer de cerebro, se lamentó en cada rincón de la industria del cine, por su fiel público y los amantes del terror, que jamás lo olvidaremos. Dos años después y en el día que hubiera sido su cumpleaños número 78, en Cine3 celebramos el legado del gran Craven, recopilando tres de sus joyas cinematográficas, tan grandiosas cada una a su manera, que hemos decidido enumerarlas por su fecha de estreno.

Te invitamos a recordarlas.

 

 

3 The Last House on the Left (1972)

“Es solo una película… solo una película… solo una película…” esa era la advertencia que nos lanzaba el póster promocional del debut como director de Craven, The Last House on the Left.

La cinta de terror, que también escribió y editó, no fue exactamente un debut tranquilo o bienvenido, sino todo lo contrario. La crítica la rechazó y la audiencia se perturbó con escenas que llevaron a más de uno a abandonar la sala de cine. Dichas secuencias, contienen material gráfico y gore, tal es el caso de una de las chicas siendo desmembrada con un machete, así como crueles escenas de violación y venganza. No por nada en Cine3 la incluimos en el listado de películas que han provocado vómitos, desmayos y hasta la muerte.

Su trama seguía a dos chicas adolescentes de camino a un concierto de rock. Mientras tratan de conseguir algo de marihuana en Nueva York, se topan con quien dice poder conseguirles un poco, y terminan siendo secuestradas por un grupo de convictos psicóticos.

Craven incluso declaraba tiempo después, que junto al equipo de producción, tuvo que montar una oficina de edición especial, para restaurar las copias devueltas de los cines, ya que “todas eran regresadas destrozadas por los dueños de las salas.” Con el tiempo, se convirtió en un clásico del cine de culto.

Dato curioso: el nombre de uno de los perpetradores era Krug, nombre que años más tarde evolucionaría a Freddy Krueger, la icónica creación del cineasta.

 

 

 

2 A Nightmare on Elm Street (1984)

Hablando de Freddy Krueger… encontramos a la emblemática creación de Craven, y acechador de las pesadillas de la infancia de muchos, en el número dos.

Escrita y dirigida por él mismo, la llegada de A Nightmare on Elm Street (o Pesadilla en la calle del infierno para la audiencia en América Latina), reinventó el género de terror adolescente.

La película, que sigue a un grupo de personas perseguidas por un asesino serial que mata a sus víctimas en sus sueños, se basó en un reportaje que Craven alguna vez vio, acerca de unos jóvenes que perdían la vida mientras dormían y experimentaban pesadillas aterradoras, a pesar de no contar con historial de problemas de salud.

Su visión de Kruger (interpretado por Robert Englund), nació a partir de un recuerdo de su infancia; cuando tenía 10 años, Craven observó a un hombre –vestido de manera similar a Freddy– parado afuera de la ventana de su departamento viendo fijamente hacia él durante varios minutos. Esto lo asustó de tal manera, que, décadas después serviría como inspiración para dar forma a Freddy Krueger.

Dato curioso: el film de terror fue el debut en la pantalla grande de una de las estrellas más grandes del mundo del cine, Johnny Depp.

 

 

 

1 Scream (1996)

Si de revolucionar el género de terror juvenil hablamos, nuestra número uno es el ejemplo perfecto. Craven alcanzó nuevos niveles de innovación con el estreno de Scream, la cinta que revivió al género de forma inmediata.

¿A qué se debe?

Craven, junto al guionista Kevin Williamson, se atrevieron a hacer algo que nadie más había hecho: cuestionar y satirizar la estructura y la fórmula de las películas de género. Este acercamiento único, llevó a generaciones enteras a conocer las reglas del juego, a través de adolescentes atemorizados por asesinatos ocurridos en su pequeña comunidad, que pretendían descubrir qué sucedería después, así como dar con el villano de la historia, haciendo uso de lo aprendido de tanto ver cintas de terror.

El enfoque conquistó al público alrededor del mundo, dando paso a tres fenomenales secuelas: Scream 2 (1997), Scream 3 (2000) y Scream 4 (2011), última película dirigida por Craven. De hecho, el cineasta tenía la clara intención de iniciar una nueva trilogía con el largometraje de 2011, sin embargo, su padecimiento se lo impidió.

Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette, son los únicos actores en interpretar sus roles en cada una de las entregas de la saga de terror.

Dato curioso: Craven por poco rechaza la dirección de Scream, pues la primera secuencia con Drew Barrymore, le recordaba mucho el clímax de The Last House on the Left. Además, podemos apreciar un cameo del director, durante la escena en donde el personaje de Henry Winkler tiene la máscara de Ghostface en su poder y escucha ruidos que provienen del pasillo de la escuela… cuando se asoma, ve que se trata del conserje (Craven), que se llama Fred, y está vestido como… ¿adivinan? Freddy Krueger.

Advertisements
Anuncios

Tagged: