La compañía productora Platinum Dunes se ha caracterizado por realizar una larga lista de remakes y reboots de títulos clásicos de terror, algunas veces con éxito y otras no tantas. Con el lanzamiento de la franquicia The Purge (producida junto a Blumhouse) y más recientemente el thriller de terror psicológico A Quiet Place, que se ha convertido en un hit tanto con la crítica como con la taquilla (en la box office se coronó como la número uno en su fin de semana de estreno), los productores de la compañía se han convencido de que el cine de terror original es rentable y también atrae a grandes audiencias. Es así que, Platinum Dunes dice adiós al remake para producir cine de terror original.

Platinum Dunes dice adiós al remake para producir cine de terror original tras el éxito de A Quiet Place
Platinum Dunes dice adiós al remake para producir cine de terror original

 

La compañía fundada por Michael Bay, Brad Fuller y Andrew Form dejará de lado los remakes y los reboots del cine de género, para enfocarse de lleno en producir títulos de terror completamente originales. Fuller y Form sostuvieron una entrevista con CinePOP, a quien platicaron sus planes de una manera breve y concisa.

Fuller explica:

“Hemos hecho suficientes reboots. Hemos hecho [el reboot] de todas nuestras películas de terror. No lo haremos más.”

Form añade:

“Para nosotros, como compañía, estamos siempre buscando material original. Y la idea de encontrar algo original fue más importante para nosotros. Hemos hecho un filme [A Quiet Place] donde hay diálogo durante dos o tres minutos, donde el sonido es un personaje completo, y parece que las audiencias están respondiendo realmente a esos ingredientes.”

Platinum Dunes dice adiós al remake para producir cine de terror original

 

Platinum Dunes inició realizando The Texas Chainsaw Massacre (2003), remake del clásico de Tobe Hooper de 1974, que aunque no estuvo a la altura de su original, el remake dirigido por Marcus Nispel fue bien recibido por la audiencia, recopilando $107 millones de dólares a nivel global de un presupuesto de $9.5 millones de dólares. Su siguiente esfuerzo fue el remake The Amityville Horror (2005) protagonizado por Ryan Reynolds, que recaudó $108 millones de dólares en taquilla global a partir de un presupuesto ligeramente mayor que su antecesora, $19 mdd.

Le siguieron remakes de The Hitcher (2007), el reboot de Friday the 13th (2009), y hasta uno de otro gran clásico, A Nightmare on Elm Street. Estos dos últimos fueron completamente destrozados por la crítica, aunque en taquilla les fue relativamente bien.

Platinum Dunes dice adiós al remake para producir cine de terror original

 

Posteriormente Platinum Dunes decidió cambiar su estrategia en el cine de terror, encargándose de la franquicia The Purge, así como también de la saga Ouija. Y con el éxito que está logrando A Quiet Place, los productores ya tienen claro cuál es el camino: el cine de terror original, y eso es algo que celebramos (si obviamos que además producirán una película en acción viva de Dora la Exploradora).

A Quiet Place (o Un lugar en silencio por su título en el mercado hispanoparlante en América Latina) se encuentra en cartelera en México y el resto del continente. En julio, Platinum Dunes estrenará en cartelera The First Purge (12 Horas para Sobrevivir: El inicio), cuarta entrega de la saga The Purge, que recientemente lanzó su primer avance.

 

Advertisements
Anuncios

Tagged: