La docuserie de Jordan y los Bulls marca récords de audiencia