Cómo Shawn Michaels pasó por encima de Mel Gibson y Jeff Bridges