La nueva The Grudge transcurre en misma línea de tiempo del remake de 2004